Miami: con gran cantidad de indocumentados, deja de ser «ciudad santuario»

El gobierno hizo que Miami cediera a base de chantajes.

265
miami
En Miami hay más de 50 mil indocumentados.

Al parecer la presión que está ejerciendo la administración de Donald Trump sobre las “ciudades santuario” está surtiendo efecto. Así lo confirma Miami, una ciudad que cuenta con más de 55,000 inmigrantes indocumentados.

La administración Trump acaba de anunciar que bajo los últimos acuerdos, Miami-Dade deja de ser considerada una “ciudad santuario”.

Lo anterior, luego de que el condado decidiera seguir los requerimientos del departamento de justicia. Ahora, se aplicará su política migratoria.

Entre estos están la extensión del tiempo de reclusión de prisioneros indocumentados en sus cárceles. Eso, hasta que ICE sea notificada para que pueda aprehender a los inmigrantes.

Carlos Giménez, alcalde republicano de Miame-Dade dijo:

«Recibí una carta del Secretario de Justicia Auxiliar de Estados Unidos, Alan Hanson, en el que confirma el cumplimiento de su ciudad con las políticas migratorias de la administración Trump.»

“En base al material probatorio que usted ha proporcionado no se encontraron pruebas de que Miami Dade se encuentra actualmente fuera de conformidad con la sección 1373″, escribió Hanson en la carta.

El oficial se refería a la política que exige que los departamentos de policía local compartan la información migratoria de sus reclusos con las autoridades federales.

Esta notificación llega una semana después de que el fiscal general, Jeff Sessions, enviara una carta de advertencia. Esta llegó a las “ciudades santuario” para que de una vez por todas colaboren con las autoridades federales de inmigración.

Miami cede ante presiones del gobierno

A menos de que estén dispuestos a perder fondos públicos del Departamento de Justicia destinados a la seguridad pública.

El alcalde de Miami dijo que debido a su cumplimiento con las peticiones del Departamento de Justicia en materia migratoria, la ciudad asegurará el subsidio de $481,347 dólares, dinero que será utilizado por su departamento de policía.

Estos fondos públicos hacen parte del programa de asistencia Edward Byrne Memorial Justice Assistance Grants. Con el cual, el Departamento de Justicia está amenazando a las distintas “localidades santuario”.

De esa manera, estas accederán a sus pretensiones en materia migratoria.

Por su parte otras ciudades como Chicago, San Francisco, Nueva York y Seattle se han resistido abiertamente a las pretensiones del Departamento de Justicia diciendo que el gobierno de Estados Unidos no puede “comandar a la policía local para llevar a cabo funciones federales de las leyes de inmigración”.

Fuente: El Diario NY