MÉXICO: Se intoxican 500 alumnos tras comer pollo

120
Fue hasta la tarde y noche del pasado sábado que de manera masiva los estudiantes comenzaron a acudir a la unidad médica interna de Chapingo para su atención.

México.- Más de 300 alumnos de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) en México fueron internados, luego de que resultaran intoxicados al ingerir alimentos en mal estado en el comedor central de la institución el pasado viernes.

De acuerdo con los primeros reportes, los alumnos, principalmente del internado de Chapingo de recién ingreso, presentaron síntomas de dolor de estómago, fiebre, diarrea y vómito, luego de haber comido pollo, el cual al parecer estaba en mal estado.

Fue hasta la tarde y noche del pasado sábado que de manera masiva los estudiantes comenzaron a acudir a la unidad médica interna de Chapingo para su atención.

Sin embargo, al verse rebasada la capacidad de esta unidad médica, autoridades trasladaron a los intoxicados a diversos centros de atención como la clínica del IMSS de Texcoco y a la clínica 192 de Plaza Aragón, así como hospitales privados.

El pasado domingo muchos estudiantes fueron atendidos por los diversos síntomas, e incluso a algunos se les hizo lavado de estómago y les suministraron medicamentos.

En la sede central de Chapingo funcionan dos comedores que sirven desayunos, comidas y cenas a los mas de 6 mil estudiantes que viven en las instalaciones universitarias uno tiene capacidad para 4 mil 500 alumnos y otros para atender a 2 mil personas.

Esta es la segunda intoxicación masiva por consumir alimentos en mal estado que se registra en el último año y medio en la UACh.

Autoridades de la Secretaría de Salud y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hicieron una inspección visual a la zona donde se almacenan los alimentos proporcionados .

El rector de la UACh expuso que la intoxicación pudo ser provocada. “Existe la hipótesis de que la contingencia actual puede ser una acción premeditada ante el rumor de que grupos de poder se organizan para destituir al rector y pudieron haber echado algo en la comida”, advirtió.

Las autoridades universitarias dieron información ante los medios de difusión y suspendieron entrevistas pactadas con varios reporteros.