Autoridades mexicanas encuentran dos mujeres decapitadas; una de ellas es hondureña

736
Luego que se comunicó el grotesco hallazgo, empezó a circular por medio de las redes sociales la foto de un tatuaje que la hondureña tenía en su cuerpo.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Esta semana las autoridades mexicanas informaron que los cuerpos de dos mujeres que se encontraron decapitadas el pasado mes de julio, eran de nacionalidad venezolana y una hondureña.

En ese sentido, las autoridades señalaron que el cuerpo sin cabeza de la hondureña,Corina Alejandra Méndez Palacios, se encontró en el estado de Chiapas el pasado 16 de julio.

Luego que se comunicó el grotesco hallazgo, empezó a circular por medio de las redes sociales la foto de un tatuaje que la hondureña tenía en su cuerpo. Por lo cual se esperaba que familiares o amigos de Corina reconocieran la imagen y reclamaran el cuerpo de la víctima.

Sin embargo, gracias a esa fotos en redes sociales el esposo de la hondureña, Gerson R. pudo identificar el tatuaje. La expareja de la víctima señaló que él se separó de Corina Méndez antes que ella tomara la decisión de emigrar hacia el norte.

Lea también: Policía: homicidas de universitaria «están identicados», no capturados

Las víctimas no mantenían comunicación con familiares

Por otro lado, el exesposo de Méndez señaló que la víctima tenía algún tiempo fuera de Honduras. A pesar de estar lejos ella mantenía muy poca comunicación con la familia.

Al momento de realizar el levantamiento del cuerpo de la hondureña, las autoridades reportaron que llevaba puesto un vestido rosado talla 7. También unas zapatillas negras con suela rosa fluorescentes de la talla número 5.

Asimismo, se informó que se encontró un bolso de mujer y dentro había un recibo de una agencia de remesas. Supuestamente ella había realizado un envío desde Tuxtla, Gutiérrez, con destino a Gustavo Williams Gutiérrez en Tegucigalpa.

Cabe destacar que primeramente se identificó el cuerpo de la venezolana, Ainara de la Cruz Pavón, de tan solo 23 años.

Por medio de un informe se estableció que los conocidos de la fémina solicitaron anonimato. Señalaron que trabajaron con ella en un club nocturno en la Ciudad de México.

Además, explicaron dejaron de mantener comunicación. Puesto que ella habría decidido irse a vivir con su pareja desde el mes de mayo.