¡Nuevamente! Después de leve lluvia, mercados de la capital amanecen repletos de basura

213
mercados
Tras los desastres que ocasionaron las lluvias, las calles de la capital amanecieron llenas de basura.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Después de las primeras lluvias de la temporada de invierno que suscitaron ayer, los mercados capitalinos amanecieron repletos de basura. Esto, a pesar de que cada año se registran inundaciones a causa de tragantes colapsados por desperdicios y sedimentos.

Asimismo, unos cuantos minutos de lluvia resultaron suficientes para provocar caos en la capital y más aún en los lugares de abastecimientos de productos, principalmente en los mercados.

En consecuencia, desde muy temprano los trabajadores municipales empezaron a levantar los desperdicios esparcidos en las calles de Comayagüela.

Entre tanto, personas que visitan la zona para realizar sus compras manifestaron que existe mucha falta de conciencia en los propietarios de algunos de los comercios de la zona. Esto, porque todos los años se repite la historia de las inundaciones provocadas por la falta de higiene.

Lea también: VIDEO: molestos por apagones, vecinos le prenden fuego a carro de la EEH

Falta de conciencia en la población

Por otro lado, el río Choluteca sigue siendo utilizado como basurero, donde desperdicios de todo tipo se desplazan a lo largo del cauce. En efecto, el caudal del río tiene dificultad para desaguar normalmente porque también se mantienen completamente tapados.

Mientras tanto, los barrenderos municipales realizan labores de levantamiento de basura para transportar estos desperdicios hasta el crematorio municipal.

Cabe destacar, que se esperan más lluvias para los próximos días, por lo que la situación de inundaciones podría empeorar. Lo anterior, será por no hacer una labor de limpieza profunda en estas zonas donde la acumulación de basura es uno de los principales problemas.

Autoridades inician labores de limpieza en la capital

Por otra parte, en otros sitios de la capital la lluvia provocó la caída de árboles, derrumbe de algunas viviendas. De igual manera, varios postes de luz cedieron ante la precipitación y el viento, lo que provocó pérdida de energía eléctrica en algunos sectores.

Por lo anterior, las autoridades de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) iniciaron las labores de limpieza. Por tanto, se habilitó las vías llenas de tierra o ramas de árboles que provocaron las últimas lluvias que cayeron sobre la capital.