16.9 C
Honduras
sábado, julio 31, 2021

La mendicidad, otra de las secuelas del Coronavirus

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Emerson Ariel Valladares, es un hondureño de 29 años de edad, esposo y padre de familia, que lucha diariamente para llevar el sustento a su hogar.

Aunque para hacerlo ha tenido que recurrir a la mendicidad, un problema social que crece y crece en Honduras.

Trigueño y de estatura promedio, Emerson Ariel era dueño de su propio negocio. Pero relata que tuvo que recurrir a pedir limosna en la calle, ya que producto de la pandemia del Covid-19 no pudo seguir con su pequeña empresa y perdió su fuente de ingreso estable.

Él cuenta que cuando su taller y negocio de lavado de carros dejó de operar, empezó a subsistir con los ahorros que había obtenido de su trabajo.

Pero dijo que era consciente de que ese dinero “tarde o temprano se iba a acabar” y llegó el día que eso sucedió.

El joven narra que tras quedarse sin dinero para subsistir buscó la forma de obtenerlo y a través de amigos lograba tener trabajos temporales que le permitieran salir adelante por unos días. Pero eso no alcanzaba para alimentar a su familia y mucho menos para pagar alquiler, servicios públicos y que sus hijos recibieran educación de calidad.

Emerson Ariel manifiesta que antes de la pandemia del Covid-19 la situación del país era difícil y que actualmente es mucho peor porque los empleos están escasos, las empresas redujeron al personal y el desempleo aumentó más en Honduras.

Valladares relata que durante su búsqueda laboral encontró una oportunidad de empleo en un supermercado de la capital hondureña, en el cual trabajó por varios días.

Pero cuando laboraba en dicha empresa se enfermó de Coronavirus y los jefes decidieron despedirlo sin ninguna consideración posible. El desempleo se había apoderado nuevamente de su vida.

Él dice que después de ser despedido injustamente, tuvo que volver a iniciar la búsqueda de un empleo que le diera lo necesario para llevar alimento a su hogar.

Pero la situación cada día se empeoraba al no encontrar ningún trabajo que le diera una fuente de ingreso para vivir y pagar las deudas que con el tiempo iban en aumento.

En esas circunstancias, Emerson detalló que recurrió a pedir limosna en la calle. Y como él mismo expresa: “Nunca pensé verme pidiendo trabajo y comida en la calle. Pero la situación me orilló a eso y nunca pierdo la esperanza en que Dios me va a ayudar a salir de este mal momento”.

mendicidad en Honduras
Emerson Ariel Valladares, padre de familia que tuvo que recurrir a la mendicidad para subsistir y llevar alimento a su hogar.

Emerson Ariel describe que cuando se encuentra en la calle con su respectivo cartel, algunas personas lo insultan y le dicen “vago sin oficio, busca a trabajar”; ninguno sabe realmente que la necesidad y la falta de un empleo lo impulsó a esa situación. En otras ocasiones, los conductores de vehículos “me tiran el carro encima, como si ser méndigo fuera un delito”, expresó con dolor el joven.

Este padre de familia dice que lo único que desea es un empleo para tener una fuente de ingreso y poder llevar alimento a su hogar.

Por lo que pide que alguien le brinde una oportunidad de trabajo y “dejar de ser un méndigo en un país donde la vida no vale nada”.

Cifras alarmantes

Lo que vive Emerson Ariel Valladares es solo uno de los muchos casos de pobreza y falta de empleo que hay en Honduras que aumentan los índices de desempleo en el país.

El Boletín Económico N°15 de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), indicó que a raíz de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19 y de los fenómenos naturales Eta e Iota, la tasa de pobreza de los hogares hondureños, medida a través del Método de la Línea de Pobreza, mostró un incremento sin precedentes al pasar del 59.3 % de los hogares pobres en 2019 a una estimación aproximada del 70.0 % en 2020.

Así mismo, el documento señaló que el comportamiento promedio del crecimiento económico del país durante el periodo 2001 a 2020 fue de 3.3 %. Ese promedio resultó ser insuficiente para reducir significativamente los niveles de pobreza e impulsar el desarrollo económico, generando únicamente una falsa ilusión de bienestar.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido