Méndez sobre militares al CONAPREV: Víctimas y victimarios en un mismo lugar

274
Wilfredo Méndez
A los militares se les está dando el control de demasiadas instituciones del Estado, según Méndez.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El Congreso Nacional (CN), aprobó en segundo debate que los militares por medio de decreto puedan formar parte del Comité Nacional de Prevención de la Tortura, Tratos Crueles y Degradantes (Conaprev).

Cabe destacar que esta es una de las propuestas que realizó el secretario general del Congreso Nacional, Tomás Zambrano, quien hace algunos días presentó varios proyectos de Ley, entre ellos, la modificación de Ley de Mecanismos de prevención contra la tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes del decreto 136-2008.

Dichas reformas han ocasionado la reacción de diversos sectores, pues se manifiesta que se está otorgando demasiado espacio para que los militares formen parte de instituciones que podrían ser ajenas a su labor principal.

Respecto al tema, el director ejecutivo del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (Ciprodeh) Wilfredo Méndez, señaló que está acción es totalmente contradictoria. «Sería como mezclar a la víctima y al victimario en un mismo lugar», dijo.

«Hay toda una estrategia para ocupar todas las instituciones civiles con presencia militar. Esa estrategia se esta implementando hace más o menos hace unos siete años, cuando la estructura militar definió por parte de la estrategia militar poder tener no solo infiltración, sino presencia legítima o legalizada en instituciones del Estado», destacó.

Lea también: JOH solicita al Congreso aprobar Ley de Alivio de Deuda

 «Proceso de control y manipulación»

Asimismo, Wilfredo Méndez, explicó que este es un proceso de control y manipulación para tener sometidas a las instancias de carácter civil. «Hay que recordar que el poderío militar ha ido creciendo en los últimos años. Han ganado un supuesto marco de legalidad y de supuesta legitimidad. Entonces, esto corresponde a una estrategia marcada desde hace varios años para el control civil».

Entre las consecuencias que puede ocasionar el control militar de las instituciones del Estado, Méndez señaló que «Se genera un proceso de perfilamiento en todas las personas que pueden luchar por la defensa de los derechos humanos, del derecho internacional humanitario. Además, todas aquellas que pudieran poner en cuestionamiento a las estructuras militares y sus distintos niveles de mando».

«Esto lógicamente genera un nivel de miedo, de inamovilidad o de neutralización de este tipo de actores. Es una pretensión de ellos, claro que no podrán callar a todo el mundo pero esa es su intención».

Decreto 136-2008

Cabe destacar que el decreto 136-2008, el cual dicta la Ley del mecanismo nacional de prevención contra la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, tiene por objetivo:

Establecer el marco técnico, institucional y presupuestario del Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura. Asimismo, los Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes. Lo anterior se estableció en el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura, Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes. Dicho mandato, sería ejercido por el Comité Nacional de Prevención contra la Tortura, Tratos crueles, Inhumanos o Degradantes (Conaprev).