«Mel» Zelaya llega en bicicleta a movilización del Día del Trabajador en la capital

495
Manuel Zelaya Rosales
En 2018, Mel Zelaya también arribó a la marcha a bordo de una bicicleta.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El ex presidente de la República Manuel Zelaya Rosales volvió a llamar a atención durante la marcha del Día del Trabajador, luego de que llegara a bordo de una bicicleta.

Es oportuno recordar que no es la primera vez que el líder del partido Libertad y Refundación (LIBRE) aparece de esta manera en un evento público. Cabe recordar que durante la masiva movilización del Día del Trabajador del año 2018, Mel también lo hizo de la misma manera.

Lea también: centrales obreras listas para iniciar tradicional marcha en el Día del Trabajador

“Solo la insurrección puede botar la dictadura”

Tras acoplarse a la marcha, Mel Zelaya bajó de su bicicleta y acompañó la movilización a paso lento con los demás trabajadores hondureños. Segundos más tarde expresó que “la población está clara que solo la insurrección puede botar la dictadura”.

Por otro lado, el expresidente sostuvo que “la clase trabajadora es la que va a salvar este país. Esto, debido a que “es la más oprimida con sus bajos salarios”, agregó.

En la opinión del líder político, “la juventud es la salvación del país, en consecuencia, hay que apoyarlos”. Al tiempo que recordó que él ha participado en las marchas desde hace 20 años.

Expresidente Manuel Zelaya Rosales durante la marcha conmemorativa al Día Internacional del Trabajador.

Movilizaciones serán pacíficas

En relación al comportamiento de los que acompañan la movilización, Zelaya dijo enérgicamente que la movilización será pacífica. “Nosotros somos pacíficos, los que agreden son ellos (policías), y los jóvenes se defienden con derecho”, aseguró Zelaya.

Comandos de insurrección

De acuerdo a lo expuesto por el fundador de LIBRE, los comandos de insurrección podrían ser partícipes de la nutrida marcha.

Además, insinuó que profesionales de las comunicaciones pertenecen a los citados comandos. “Muchos no lo dicen porque tienen miedo a ser perseguidos. Pero aquí hay muchos periodistas que los miro que son comandos insurreccionales”, sostuvo el exmandatario.