Medios confirman cuarta víctima por COVID-19; Sinager desmiente

398
COVID-19
SINAGER aseguró que la persona que murió en SPS, ni siquiera estaba dentro de los registros de control de casos por COVID-19.

TEGUCIGALPA-HONDURAS. Un “solo despelote” se vive en cuanto al número verdadero de muertos por COVID-19 que hay en el país.

Todo parece que las autoridades del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) no se entienden con los medios de comunicación. Esto, debido a que la información brindada por parte de esta institución en relación a la emergencia sanitaria que vive el país no es precisa.

A primeras horas de este domingo, el canal HCH, dio a conocer, de última hora, la muerte de la cuarta víctima por COVID-19 en Honduras.

El periodista de la zona norte, Ernesto Alonzo Rojas, confirmó que se trataría de una persona del sexo masculino de entre 35 y 48 años de edad, residente en uno de los barrios de esa populosa ciudad.

De acuerdo al comunicador social, este sería el primer fallecimiento por COVID-19 reportado por las autoridades en ese municipio. Esto, en virtud a que los primeros tres se reportaron en Villanueva, Cortés.

Sin embargo, la información que Neto Rojas reveló, fue desvirtuada por el vocero oficial de Sinager, Gabriel Rubí.

El funcionario se comunicó a dicho canal y aclaró que la muerte de esa persona aún no estaba confirmada por el Laboratorio Nacional de Virología.

Rubí manifestó que, en efecto, el hondureño murió a causa de una complicación respiratoria, pero que no se podía decir que perdió la vida debido al COVID-19, puesto a que esa persona ni siquiera estaba contemplado dentro de los contagiados con COVID-19 positivo, ni tampoco dentro de los sospechosos de padecer dicha enfermedad.

Nota relacionada: Muere hombre con sintomatología de Covid-19 en barrio de SPS

Tomaron pruebas del fallecido y su familia 

En ese sentido, el personero indicó que procedieron a tomar las muestras de laboratorio a él y su familia, por el alto contagio de ese virus que ataca al país y al mundo. Asimismo, dijo que dispusieron tomar todas las medidas de seguridad al momento de su traslado y entierro.

De ese modo, el funcionario reiteró que el fallecido no estaba identificado como un posible sospechoso, aunque su condición de salud se agravó en menos de 24 horas.

“Su sintomatología era normal como otro tipo de enfermedades, pero ese es el informe que tenemos hasta la 01:00 a.m. cuando él estaba a punto de fallecer. Nosotros estamos Tegucigalpa y ese es el informe que hemos recibido de la Secretaria de Salud y eso lleva a tomar el criterio que no estaba dentro de todo el esquema”, recalcó.

Lea también: Internista advierte sobre Covid-19: «Ni camas para pacientes vamos a tener»

Empresa donde laboraba solamente lo aisló por COVID-19

Respecto al supuesto de que la empresa donde laboraba el hombre lo había aislado por tener sospechas de que padecía COVID-19, Rubí, manifestó que las empresas tienen la responsabilidad de asumir los protocolos de sanidad.

Es decir, que cuando miran a sus empleados con alteraciones en su salud lo tienen que mandar a aislamiento y a descansar, pero también a que tenga la posibilidad de que se les hagan las pruebas para determinar si es COVID-19 o no.

No obstante, señaló que en dicho caso la empresa solamente lo aisló por lo que el muchacho no estaba en control por el COVI-19. Su condición de salud se complicó y producto de otras afecciones perdió la vida de forma rápida.

En relación a la tercera persona que murió en Villanueva, Cortés, el funcionario dijo que en efecto, el Laboratorio de Virología, arrojó como positiva la prueba de COVID-19. El señor falleció ayer. “Estamos en la capacidad de decir que ya tenemos tres fallecidos pro COVID-19 en el país”, aseveró.

Cabe mencionar que a la persona fallecida en San Pedro Sula, miembros militares lo trasladaron al cementerio de la colonia Ticamaya donde lo sepultaron con todos protocolos de seguridad.