26.7 C
San Pedro Sula
miércoles, mayo 18, 2022

Medicina Forense entregó por segunda vez un cuerpo equivocado

Debes leer

HONDURAS. Nuevamente una familia hondureña fue sorprendida por las autoridades de Medicina Forense al entregárseles de manera equivocada un cadáver que no era el de su pariente desaparecido.

Cabe indicar, que es la segunda vez que pasa una situación de esas en la morgue judicial capitalina. Y, como si fuera costumbre dichas situaciones se reportaron en menos de un mes.

La primera situación se dio con una persona de la comunidad de Poncaya, Olancho. A los familiares se les entregó el cadáver de su supuesto pariente fallecido. Ellos le dieron cristiana sepultura, pero días después resultó que su verdadero familiar estaba interno en el Hospital Escuela.

Según la denuncia del nuevo caso, un empleado de la morgue capitalina entregó el supuesto cadáver de Fredal Antonio Urbina. Lo anterior, una familia de la comunidad Quebrada Larga del departamento de Olancho.

De acuerdo a medios locales, una madre preocupada por la desaparición de su hijo llegó hasta la morgue judicial. Allí esperaba encontrar respuestas de lo que pudo haber pasado con su vástago.

Tras ser atendida, y ofrecer rasgos de su pariente se le mostró el cuerpo de un joven. Al verlo, la acongojada mujer, negó que ese cadáver fuera el de su hijo. Sin embargo, el empleado de la morgue la convenció para que retirara el cadáver.

En ese sentido, ya resignados los familiares trasladaron el cuerpo hasta la comunidad de procedencia para darle cristiana sepultura. Pero una vez, ya listos para proceder a enterrar el cadáver, la madre del supuesto occiso recibió una sorprendente llamada. Era Fredal Antonio Urbina, quién llamó a su progenitora para decirle que estaba vivo y que andaba en Patuca.

“Estoy vivo y ando en Patuca, mañana llego”, fueron las palabras que escuchó la sorprendida madre.

Le puede interesarInvestigaciones: por asuntos personales habrían asesinado a joven madre

Versión de las autoridades

Con  relación al tema, Yulissa Villanueva, directora de Medicina Forense, explicó este martes lo que supuestamente pasó en ese caso.

Villanueva argumentó que en dicho caso no habían entregado el cadáver a los supuestos familiares. Eso porque ni siquiera habían completado el proceso de odontología forense.

Asimismo, aseguró que esas situaciones son muy comunes en la morgue capitalina. Debido a que son muchas las veces que familiares se apersonan a buscar a su pariente pensando que está allí. Sin embargo, luego les llaman diciéndoles que está vivo.

En ese sentido, aclaró que los servicios forenses de Honduras están para promover la verdad y justicia en el país.

A efecto de eso, reiteró que el cuerpo no se entregó. Según el informe, al momento de esperar el servicio de odontología forense la madre recibió una llamada de su hijo. Él era a quién ella buscaba en Medicina Forense asumiendo que allí lo tenían, pero después de eso ella se fue.

De acuerdo a Villanueva, el muerto aún está desconocido y trabajan para determinar su verdadera identidad.

Además, mencionó que los problemas en la morgue son que no cuenta con el personal logístico los fines de semana. Otra situación que pasa es que a veces no cuentan con la información requerida a las autoridades del Registro Nacional de las Personas.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido