«Me parte el alma», dice entre lágrimas alcalde de Santa Rita tras paso de Iota

223
alcalde Santa Rita Iota
Sergio Portillo, alcalde de Santa Rita, Copán.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Conmovido por los estragos que las tormentas tropicales Eta e Iota dejaron sobre el territorio nacional, específicamente sobre la comunidad de Santa Rita en Copán, el alcalde de ese sector, Sergio Portillo, rompió en llanto ante la impotencia de ver a su pueblo devastado por las inundaciones.

«Es lamentable, nunca la historia nos había golpeado tanto», dijo el edil entre lágrimas y con un «nudo» en la garganta, al tiempo que sostuvo que «ahora, tenemos que sacar las fuerzas de donde estén para poder levantar este trabajo«, dijo durante una entrevista a un medio local.

A renglón seguido, el  Portillo destacó que Santa Rita, siempre ha sido un pueblo unido, trabajador. Pero de repente, «gran parte de toda esa labor, se perdió».

De acuerdo con el alcalde, Eta e Iota dejaron puentes destruidos, que se necesitarán millones para volverlos a construir. Además, «no sabemos nada de ninguna comunidad rural, porque no hay energía eléctrica, ni telefonía celular, producto del mismo desastre, pero Dios está con nosotros», agregó.

«Nunca antes el pueblo había sufrido un desastre increíble, son inmensas cantidades de agua y ahora nos toca empezar de nuevo en esta lucha», continuó diciendo Sergio mientras limpiaba las lágrimas de su rostro desencajado por el desastre que ocasionaron los fenómenos tropicales.

Lea también – VIDEO| Piloto de la FAH rompe en llanto: No pudimos salvarlos a todos

«Quiero mucho a mi pueblo»

Con los sentimientos a flor de piel, ofreció una disculpa porque las emociones lo invadieron, pero, «me desgarra el corazón y me parte el alma en dos, porque quiero mucho a mi pueblo», indicó el alcalde de Santa Rita.

Los cultivos en esa zona productora del país, también se vieron afectados, por lo que, el edil teme que eso ocasione una época de hambruna. En consecuencia, avizoró que, «el año 2021, no va a ser fácil». 

Sumado a ello, relató que el centro de triaje, donde se atendían a personas contagiadas con la COVID-19, se destruyó por completo.

«Hay una capa de sedimento, papelería botada, colchones, todo el instrumental médico destruido, y de toda la información ya no quedó nada de todo eso».

Finalmente, el edil aseguró que «esto nos va a servir como un trampolín  para poder catapultarnos, solo pido que Dios nos guíe, oriente y nos de la sabiduría necesaria», concluyó.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn