Mauricio Hernández, exoficial pedido en extradición por EEUU, fue depurado en 2018

556
Mauricio Hernández
Según la Fiscalía de EEUU, cuando Hernández estuvo activo en la Policía, dio información para alertar a capos de la droga.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) reveló ayer una nueva solicitud de extradición que hizo el Gobierno de Estados Unidos a Honduras. Se trata del exoficial de la Policía Nacional, Mauricio Hernández Pineda.

El anuncio se hizo a través de la cuenta oficial del Poder Judicial en Twitter, sin embargo, estos no revelaron el nombre del solicitado en extradición. No obstante, fuentes extraoficiales indicaron que se trataba de Hernández, quien ya había sido señalado por las autoridades norteamericanas por presuntos nexos con el narcotráfico.

Es oportuno recordar que Mauricio Hernández Pineda ingresó a la Policía Nacional en el año 1991, justo luego después de graduarse como agente en la academia de la citada institución policial (Anapo).

Ese mismo año, coincidió con el también ex subdirector de operaciones de la Policía Nacional, Giovani Rodríguez, quien actualmente guarda prisión desde hace tres años en una cárcel Metropolitan Correctional Center en Manhattan.

El exmiembro de la Policía se entregó a la justicia estadounidense en el año 2016 y para octubre de 2019 participó como testigo en el juicio de Tony Hernández, donde mencionó al hoy solicitado en extradición, Mauricio Hernández Pineda.

Esta versión la confirmó el mismo Rodríguez durante el sexto día de juicio del exdiputado nacionalista Juan Antonio «Tony» Hernández en octubre de 2019.

Lea también: Niegan conexión familiar entre “Tony” y expolicía Mauricio Hernández

Mauricio Hernández: «conspirador»

Un mes previo al juicio de «Tony», el Departamento de Justicia de los Estados Unidos catalogó a Mauricio Hernández como «conspirador», tras vincularlo con actividades del narcotráfico.

Geoffrey S. Berman, el Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, y Wendy Woolcock, Agente Especial a cargo de la División de Operaciones Especiales de la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos («DEA»), anunciaron hoy que el ex oficial de la Policía Nacional de Honduras MAURICIO HERNANDEZ PINEDA («HERNANDEZ PINEDA») fue acusado en la corte federal de Manhattan de conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos y delitos relacionados con armas que involucran el uso y posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos. El caso se asigna al juez federal de distrito P. Kevin Castel«, cita el documento oficial del Departamento de Estado de EE.UU.

Además, indicaron que Hernández era acusado de tres cargos:

  1. Conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos. La pena mínima obligatoria por este delito es de 10 años de prisión y una pena máxima de cadena perpetua.
  2. Usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para promover la conspiración de importación de cocaína. Conlleva una sentencia mínima obligatoria de 30 años de prisión y una máxima de cadena perpetua.
  3. Conspirar para usar y portar ametralladoras y dispositivos destructivos, y poseer ametralladoras y dispositivos destructivos para promover la conspiración de importación de cocaína. Conlleva una sentencia máxima de cadena perpetua.

Pese a ello, el acusado nunca enfrentó la justicia de ese país, tampoco se le conoce una investigación en Honduras y actualmente se desconoce su paradero.

Depuración policial

Un año antes de que el Departamento de Estado de EE.UU. acusó a Hernández, este formó parte del proceso de depuración de la Policía Nacional por «reestructuración» a la institución.

Lo anterior, luego de que el Ejecutivo creó en enero de 2019 la Comisión de Depuración y Transformación de la Policía Nacional. A esta se le amplió el período de funciones hasta enero de 2022.

Comunicado de la Policía Nacional sobre depuración de Mauricio Hernández:

En septiembre de 2019, Melvin Bonilla, abogado de Tony Hernández en Honduras,  emitió un comunicado donde desvirtuaba un presunto nexo familiar entre su representado y Mauricio Hernández.

En ese sentido, agregó que el expolicía deberá responder a título personal en la Corte Federal de Manhattan, donde se le acusa de tres delitos.