CURIOSAS| ¿Cómo es el matrimonio según las diferentes culturas?

386
Matrimonio según culturas
La celebración del matrimonio varia según la cultura bajo la cual se lleve a cabo.

REDACCIÓN. ¿Cómo varía el matrimonio según las diferentes culturas? Una boda implica la celebración del inicio de un matrimonio, bien sea a través de una ceremonia civil o religiosa.

En esta ocasión te contaremos todo sobre cómo se celebran estas uniones especiales, según cuatro diferentes culturas que existen alrededor de todo el mundo. Cada una de estas culturas tiene sus propias costumbres, tradiciones y protocolos para celebrar una unión matrimonial.

Las bodas católicas 

Dentro de la religión católica, el matrimonio es considerado uno de los siete sacramentos. Como tal, se estipula que la unión entre un hombre y una mujer está santificada. Esto último quiere decir que las parejas casadas por la iglesia solo podrán divorciarse y volverse a casar con otras personas bajo los efectos civiles, no en la institución religiosa propiamente, (a menos que se demuestre la nulidad eclesiástica, pero ciertas condiciones aplican).

Tradicionalmente, las ceremonias de este tipo se llevan a cabo en la iglesia frente a un sacerdote. Según la costumbre, en un matrimonio católico el novio es el primero en llegar al altar, la novia es la última, debidamente acompañada de su padre. Al finalizar la ceremonia de unión, la pareja se da un beso que deberá ser discreto, por respeto al templo.

En cuanto al protocolo de vestimenta, la novia luce de blanco como símbolo de pureza. Desde el anillo de compromiso hasta el vestido y el ramo de novia, tienen un significado simbólico que aluden a la fortaleza y a la fertilidad de los lazos que se están trazando mediante la ceremonia.

Lea además: Curioso| Cinco trabajos que probablemente no sabías que existían 

Las bodas hindúes

Por su parte, las bodas hindúes presentan diferentes rituales y simbolismos que varían de acuerdo a la rama de la religión, la casta y el estatus a la que pertenezcan las familias implicadas.

Este hecho resulta de la característica multicultural de los hindúes y de poseer un gran número de deidades. Sin embargo, hay elementos comunes en las tradiciones nupciales de esta cultura.

Los matrimonios son arreglados en su mayoría. Los padres de la novia se encargan de seleccionar al “afortunado” según el estatus de su familia. Una vez escogidos los novios, estos, en conjunto con sus familias, visitan al sacerdote conocido como Brahman, quien finalmente aprueba la unión.

A pesar de que la costumbre de “arreglar” los matrimonios aún tiene una amplia difusión, en la actualidad han empezado a aceptarse los casamientos voluntarios y consensuados.

El día antes de la boda se realiza un ritual llamado Barat, en donde el novio pasea a caballo hasta la casa de su futura compañera de vida, como demostración de respeto y apertura al enlace.

Durante el día de la ceremonia suceden diferentes rituales: algunos consisten en entregar ofrendas de fuego, cantar mantras y leer textos sagrados. Al concluir la boda, es común ver que el novio coloque un collar de flores en el cuello de su esposa, como un símbolo de aceptación.

En cuando al dress code de estas bodas, la característica principal son los colores llamativos como el rojo, amarillo o anaranjado. En cuanto a la novia, la costumbre es que se vista de rojo con adornos de oro y un traje denominado sari.

Las bodas judías

Las bodas judías están llenas de simbolismo peculiar, que no solo representa la unión de marido y mujer, sino también su deber con ellos mismos y con el pueblo judío. Generalmente, la pareja no puede verse una semana antes de la ceremonia, período para el cual ya han de haber recibido la bendición de un rabino (el equivalente a una autoridad sacerdotal).

En el judaísmo se considera a la familia como la única institución social indispensable para la creación (física y espiritual). Por eso, la fecha de la boda deberá fijarse durante el ciclo lunar creciente. Recordemos que esta etapa lunar simboliza la fecundidad, lo que se traduce en un deseo de incrementar la felicidad de la familia.

En lo que respecta a las tradiciones populares, se conoce principalmente que la ceremonia judía se realiza en dos eventos sucesivos. El primero (denominado erusim) es la entrega del anillo a la novia en presencia de dos testigos, y el segundo, (conocido como nisuim), es cuando se otorgan a los novios las siete bendiciones. Posteriormente el novio rompe una copa con el pie derecho, para conmemorar la destrucción del templo de Jerusalén.