Matan a padre e hijo tras supuesta pelea de territorio en la Flor del Campo

968
Flor del Campo
La escena de un dúo de asesinatos en la colonia Flor del Campo provocó que el sector quedara repleto de elementos de seguridad minutos después.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En el interior de su hogar, mataron a balazos a padre e hijo la noche de ayer sábado en el sector número tres de la colonia capitalina Flor del Campo.

Edas Segundo Flores, de 56 años de edad, y su vástago, Denis Ariel Flores, de 25 años de edad, son las víctimas del suceso registrado en las inmediaciones del Instituto Técnico Saúl Zelaya Jiménez.

Según se conoció, el hecho se presentó próximo a las 7:30 de la noche; los autores huyeron rápidamente de la escena. Autoridades de la Policía Nacional de Honduras (PNH) y la Policía Militar del Orden Público (PMOP) se personaron al sector para acordonar el área y recabar información que servirá para la investigación de lo acontecido.

Tiempo más tarde, llegó al lugar un equipo de Medicina Forense, quienes efectuaron los levantamientos cadavéricos. Además, examinaron el espacio físico y las proximidades donde yacían los occisos, en búsqueda de pruebas periciales. Seguido, trasladaron ambos cuerpos inertes a la morgue capitalina donde se harán las autopsias correspondientes.

De igual interés: VÍDEO: Presuntos pandilleros asaltan gasolinera en Tegucigalpa; cae sospechoso

En pleno toque de queda: supuesta pelea de territorio

Según el reporte policial que se proveyó, el fatal incidente se produjo, supuestamente, por un enfrentamiento armado entre dos supuestas bandas criminales rivales. En base con la información recabada, el altercado entre los adversarios inició en la colonia La Pradera.

No obstante, se movilizaron y el funesto desenlace se registró en la Flor del Campo.

De momento, no se dilucidó a qué organizaciones ilícitas pertenecerían los involucrados. Mas, las fuerzas de seguridad consideran que el ambiente hostil se generó en un pleito por la dominación de territorios utilizados para vender drogas.

Cabe recordar que, bajo la determinación gubernamental, ayer sábado nadie podía circular por las calles, a menos que se tratase de una excepción del reglamento. Se evidencia que  allí se desobedeció el mandato.