Matan a balazos a abogado frente a reconocida pupusería de la capital

811
matan abogado pupusería capital
El abogado recién había terminado de almorzar, según testigos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un profesional del Derecho murió luego de ser atacado a balazos justo frente a una popular pupusería ubicada en la colonia América de Comayagüela, ciudad capital de Honduras.

Se identificó a la víctima como Carlos Vallejo; él vestía una camisa cuadriculada color morada, un pantalón tipo jean azul y unas zapatillas cafés. Su teléfono celular quedó tirado en la escena.

De acuerdo a la información preliminar, eran próximo a las 2:00 de la tarde cuando él había terminado de comer en el negocio en mención. Cuando se disponía a entrar a su vehículo, le sorprendió el ataque.

Al parecer, fue desde una motocicleta, donde se conducían dos personas, que se le disparó directamente a su cabeza. Él quedó, tras una agonía de un par de minutos, tendido frente a su carro, marca Toyota y tipo Land Cruiser con placa HAA 0850.

Lea también – Honduras: sujeto engañaba, violaba y vendía fotos de niños por internet

Minutos después del tiroteo llegó la Policía Nacional, dado que ciudadanos que se encontraban almorzando el sitio hicieron una llamada al 911. También se contó con presencia de la Policía Militar del Orden Público (PMOP).

Las fuerzas de seguridad procedieron a delimitar un perímetro y acordonar el área con cinta fosforescente. Igualmente arribaron los expertos del Laboratorio Móvil de Criminalística para hacer la inspección pertinente y buscar pruebas periciales.

Reacciones

Luego de conocer la noticia, se hicieron presentes familiares y amigos del occiso. Un pariente, quien no se identificó, comentó que Vallejo se dedicó prácticamente toda su vida a la abogacía. «No sé qué va a pasar con todos nosotros; ya no se puede vivir aquí«, acotó.

El jurista Edwin Rodríguez, amigo del fallecido, también se pronunció sobre lo ocurrido. Dejó entrever que no hay indicios para creer que el suceso está relacionado con la profesión que tenía.

«Él no llevaba asuntos de materia penal como para poder especular que podía venir por ahí su asesinato. Ejercía su profesión de una manera normal, como lo hacemos todos los abogados. Nunca me comentó tener alguna amenaza«, manifestó.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn