17.4 C
Honduras
lunes, octubre 18, 2021

A metros de un retén, matan a vendedor de verduras en la capital

TEGUCIGALPA, HONDURAS. «¿Qué fecha es hoy?», se preguntó -pensativa- una abuelita, cuando escuchó varias y fuertes detonaciones y pensó que, tal vez, se trataba de una ocasión festiva en Honduras.

Eran las 3:00 de la mañana y, horas después, celebración es lo menos que pasaría por su mente. Descubrió que aquel ruido era por la ráfaga de disparos que hicieron contra uno de sus vecinos.

Se trata de Juan Antonio Girón Oyuela, de 28 años, quien falleció de múltiples impactos de bala este viernes en su propia vivienda en el barrio Unión de San Francisco de Soroguara, comunidad del Distrito Central.

De igual interés: Matan a cuatro hombres en dos sectores de Francisco Morazán

Él era un conocido vendedor de verduras de la zona y residía a un estimado de 100 metros de un retén militar que permanece en el sector; sin embargo, la cercanía a los uniformados no influyó en el episodio violento que se fraguó en la madrugada.

No era Navidad

Según versiones en el lugar, hombres armados abrieron el cerco de la propiedad. Después, encontraron a Girón Oyuela y lo sacaron de la parte interna de la vivienda; seguido, lo acribillaron en un corredor.

«Era una gran persona, muy servicial. Qué doloroso es ver a una persona querida en esa situación», comenzó diciendo la abuelita mencionada previamente en una entrevista al canal HCH.

«Yo oí (los disparos) y decía: ‘¿qué fecha es hoy? Hoy no es para cuetes‘. No me imaginé que era mi vecino, mi vecino querido», dijo, en medio de gemidos acompañados de lágrimas.

«Es lamentable, pero esto se vive a diario; no se puede así. Puede vivir en su casa el retén, pero de nada sirve, aquí las leyes no sirven para nada», lamentó, en tanto, una cuñada de la víctima.

La Policía llegó para tomar nota sobre este nuevo homicidio.

Se mudarán por temor

Ella y otros familiares llegaron a la escena y montaron las pertenencias del occiso en un vehículo tipo pick-up para abandonar el lugar.

La fémina señaló que se llevan todo porque tras la muerte violenta de su tío, la esposa de él también podría correr peligro. «Hoy en día no se puede esperar nada bueno», acotó.

Los allegados de Girón Oyuela recuerdan que él vendía aguacates, plátanos y demás alimentos. También vendía mascarillas y «lo que le saliera por delante», pues su propósito era sacar adelante a sus hijos, el motor de su vida.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido