SAN JUAN DE OPOA, COPÁN. Dos hermanos murieron por heridas de arma blanca este martes en el municipio de San Juan de Opoa, departamento de Copán, al occidente de Honduras.

Las víctimas fueron identificadas como Erick Santos Reyes, de 20 años de edad. Y su hermano, Francis Santos Reyes, de 23 años de edad.

El hecho ocurrió la madrugada de este martes cuando ambos regresaban a su casa después de un velatorio.

Según versiones preliminares, los jóvenes salieron corriendo cuando fueron atacados a machetazos. Uno de ellos, Francis Reyes, murió tras el hecho, y su cuerpo quedó tendido en el corredor de una casa. Por otro lado, a su hermano Erik lo encontraron aún con vida, pero falleció camino al hospital de Occidente.

Se maneja que los hermanos Reyes eran originarios de San Pedro Sula, pero que hace escasos meses se habían trasladado a Copán, huyendo de la violencia en la capital industrial.

La Policía Nacional se hizo presente a resguardar la escena para que el personal de Medicina Forense realice el levantamiento del cadáver de Francis Santos Reyes.

Aún se desconoce la razón por la cual atacaron a los hermanos y quién lo hizo. La Dirección Policial de Investigación está tras el rastro del o los responsables del hecho.


ANTECEDENTE

El pasado mes de mayo una mujer fue encontrada muerta dentro de una zona boscosa de la comunidad de La Esperanza, del municipio de San Jerónimo, Copán.

La fémina respondía al nombre de María Orfilia Salazar, de 35 años de edad de edad.

Según la versión de las autoridades, a María la asesinaron sujetos desconocidos de varios machetazos en su cuerpo y cabeza.

Allegados de la víctima relataron que la última vez que la vieron fue el día domingo en horas de la tarde.

La dama era madre de tres pequeños y se dedicaba a la agricultura.

Hasta el momento sigue sin conocerse quién y por qué motivos asesinaron a la mujer; serán las autoridades quiénes determinen el móvil del crimen.