Masacre en Santa Bárbara: por vengar otro crimen mataron a hermanos

Los restos de los hermanos fueron sepultados en la misma comunidad donde se suscitó el crimen.

426
masacre en santa bárbara
Los hermanos Mejía Ramos con 29, 21 y 30 años, respectivamente.

Luego de la masacre en Santa Bárbara, hecho suscitado el pasado martes 5 de junio, las investigaciones de autoridades policiales señalan que a los tres hermanos supuestamente les quitaron la vida en venganza por otro crimen.

Este martes a eso de las 7:00 a.m., Elmer Mejía Ramos de 21 años de edad, Wilman Mejía Ramos de 29 años y José Elvin Mejía Ramos de 30, se encontraban en sus labores diarias cuando los asesinaron.

Los hermanos Mejía Ramos trabajaban sembrando maíz en una parcela que alquilaron en la comunidad de Agua Helada, municipio de Macuelizo, zona occidental Honduras.

Lea también: Masacre en Macuelizo, Santa Bárbara, cobra la vida de tres hermanos

De pronto, sujetos desconocidos y fuertemente armados llegaron y dispararon hasta acabar con sus vidas. Al parecer, las autoridades tienen un testigo protegido que brindaría información relevante para dar con los responsables del crimen.

Agentes de la Policía Nacional asignados al caso manifestaron que según los datos recogidos, todo apunta a una venganza. Los tres hermanos, hace unos dos meses, supuestamente estuvieron involucrados en la muerte de un ciudadano.

Si las declaraciones del testigo son contundentes, en los próximos días se presentará un expediente ante la Fiscalía. De esa forma se logra dictar orden de captura contra los sospechosos en el triple crimen.

Sepultura de fallecidos en masacre en Santa Bárbara

Los cadáveres de los hermanos fueron sepultados este miércoles en la comunidad de Agua Helada, donde ocurrió el hecho. Cabe recordar que el martes, sus familiares decidieron realizar el velorio sin esperar la llegada de personal de Medicina Forense.

Con lágrimas en su rostro, la madre los hermanos, Rosa Ramos, recibió los cuerpos de sus hijos. Mientras tanto, en la escena del crimen simplemente encontraron rastros de sangre y múltiples casquillos de bala.