27.3 C
San Pedro Sula
lunes, diciembre 11, 2023

Masacre en Jamastrán: presenciar crimen de caficultor les habría costado la vida

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El pasado sábado, un caficultor de 40 años emprendió un viaje en su vehículo rumbo a la aldea La Campa en búsqueda de insecticidas; la temporada del corte de café se aproxima y quería sacarle el máximo provecho.

Rafael González Cáceres no contó con que esa expedición lo llevaría a la muerte. En el camino, un grupo de desconocidos le asaltó y le infirió múltiples disparos de arma de fuego, provocando su muerte instantánea.

Su carro, uno tipo pick-up de cabina única, quedó abandonado en la escena e inmerso a medias entre la maleza. Además, tenía una llanta punchada, que se presume es resultado de la balacera.

Ahora, según una versión que surgió en las últimas horas, el escándalo auditivo de ese ataque provocó la curiosidad de más personas. Consiguiente, en cuestión de un par de minutos, el saldo mortal ascendió a tres en una zona montañosa del Valle de Jamastrán.

De igual interés: Metidos en sacos hallan dos cadáveres en cañera de San Manuel, Cortés

El desarrollo de una nueva masacre

Nohemías Jeremías Muñoz Valladares (de 31 años) y Miguel Antonio Erazo Duarte (de 27) partieron del caserío Los Mangos en Jutiapa a eso de las 6:30 de la noche. Su intención era realizar una jornada de cacería en el sector montañoso del área.

Mientras se adentraban entre los arbustos en búsqueda de alguna presa en la plena oscuridad de la noche, escucharon lo que parecía una ráfaga de disparos en las cercanías. De inmediato, identificaron que provenía de la carretera.

Es así que decidieron salir de en medio del bosque para averiguar qué era lo que ocurría. Sin embargo, al nomás ser avistados, los maleantes que asesinaron al caficultor los atacaron a balazos a ellos también.

Según se dijo, la pretensión de los malhechores era evitar que quedase algún testigo del atroz crimen que recién habían cometido. Para cerciorarse de cumplir con ese fin, también asestaron varios machetazos a los cazadores; no había posibilidad de supervivencia.

Al final, los cadáveres del dúo de amigos quedaron a solo unos metros de los restos mortales de Cáceres; la escena en el Valle de Jamastrán se tiñó de sangre en un nuevo homicidio múltiple, el número 30 en lo que va del año.

Ahora, la familia de cada uno de los occisos viajó desde el oriente del país hacia la capital para realizar los trámites correspondientes para el retiro de los cuerpos en el departamento de Medicina Forense.

Lea también – Olancho: matan a puñaladas a hombre que pretendía evitar un abuso sexual


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido