Salud confirma cuatro niños más con microcefalia en Honduras

Sigue la epidemia en Honduras.

651
Contabilizan 28 niños con microcefalia en Honduras

TEGUCIGALPA.- Francis Contretras, el sub secretario de Salud, confirmó que en los últimos días nacieron cuatro niños más con el padecimiento de microcefalia en Honduras, ascendiendo así a 28 bebés con esta afección a nivel nacional.

“En este momento contabilizamos 28 casos de microcefalia en Honduras, dos que son de la zona norte del país –uno de ellos en Roatán– y dos de la zona central de país”, detalló Contreras.

Según Contreras,  se está buscando cualquier relación que pueda existir con el virus del zika en estos casos de microcefalia.

Del mismo modo, notificó que “se reporta un caso más en la zona sur de Guillain Barré”.

Por lo que, a nivel nacional, se contabiliza una alarmante cifra de 134 casos del Síndrome de Guillain-Barré (SGB).

La microcefalia es una afección en la cual la cabeza de una persona es mucho más pequeña de lo normal que la de otras de su misma edad y sexo.

El tamaño de la cabeza se mide como la distancia alrededor de la parte superior de la cabeza. Un tamaño más pequeño de lo normal se determina usando tablas de referencia.

Actualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) asocia el padecimiento del virus zika en mujeres embarazadas con el nacimiento de bebés con microcefalia.

El zika es transmitido por la picadura del zancudo de la familia Aedes, que también es responsable de la transición del dengue y chikungunya.

Finalmente el zika también está relacionado al padecimiento del Síndrome del Guillain-Barré (SGB).

El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno inmunitario, el sistema inmunitario del cuerpo se ataca a sí mismo por error.

Realmente se desconoce la causa exacta del síndrome de Guillain-Barré. Este síndrome puede presentarse a cualquier edad y es más común en personas de ambos sexos entre los 30 y 50 años.

MÁS TEMPRANO

En las últimas horas ingresó al Materno Infantil del Hospital Escuela Universitario (HEU) un recién nacido con diagnóstico de microcefalia referido desde el hospital público de Roatán, Islas de la Bahía.

El nacimiento ocurrido el siete de agosto fue por cesárea y en su historia clínica se establece que “se encontró afección cardíaca y catarata”.

Aunque la madre afrodescendiente asegura que durante el embarazo no sufrió del virus del zika, al varón se le tomaron muestras de orina y sangre para los exámenes laboratoriales de detección.

En el laboratorio de virología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) también se le harán pruebas de “torch”, infecciones que el bebe puede adquirir durante el embarazo de la madre.

Este examen se utiliza en los recién nacidos para detectar ciertas infecciones como toxoplasmosis, citomegalovirus, herpes simple, sífilis y otras.