Marlen Saraí, la hondureña con una «voz de oro» (VIDEO)

1419
[ot-caption title=»» url=»http://www.tiempo.hn/wp-content/uploads/2016/01/201601191523021.jpg»]

¿”Sobrevivirías” en una iglesia de pocos miembros?

Claro que sí, a mi iglesia asiste un promedio de 600 personas pero fíjate que una vez me preguntaron si iría a cantar a una pequeña iglesia y yo les dije que sí, porque en la Gran Comisión me han inculcado que no es la cantidad de personas lo que define un evento exitoso, si hubiera solo una persona voy de ser necesario.

Cuéntanos de tu proyecto… ¿Cómo comenzó todo?

Cuando me gradué del instituto escribí una canción que se titula “Por su Gracia” y me dijeron qué iba hacer con esa pero al inicio no tenía planes realmente, pues un amigo me mencionó que un familiar suyo en Miami, Estados Unidos tenía una disquera llamada “Génesis Producciones” y andaban buscando artistas hondureños que quisieran promover el nombre de Dios, pues al escuchar eso decidí enviar mi composición al país del norte y días después me llamaron para decirme que les gustaba, por lo que estaban interesados en hacer un contrato conmigo para hacer un CD.

Al saber la noticia le comenté a mi padre para que me aconsejara y tras varios días de considerarlo me apoyaron en su totalidad creyendo que eso venía de parte de Dios. Como ya todo iba más en serio pues nos reunimos a aglomerar ideas y por ende escribimos más canciones hasta llegar a ocho, porque los otros dos son covers. El disco tiene diez canciones y cada una demora más o menos tres meses en llevarla a cabo, aparte que producir un CD es caro, alrededor de L.7000.00 a L.8000.00 dependiendo con quiénes estés trabajando.

Marlen y su hermana.

¿Experiencias vividas en tu faceta como artista?

“En noviembre del año pasado fui a Miami a cantar en una reunión de mujeres. En Ohio, Toledo, EE.UU hace dos años tuve la oportunidad de compartir escenario con Mandisa.

¿Alguna mala experiencia vivida en los últimos años con tu familia?

Estábamos en Guatemala para ir donde unos amigos cuando dos vehículos nos interceptaron y comenzaron a disparar, una de las tantas balas rozó a mi papá, dos hombres se bajaron e iniciaron a gritar diciendo que nosotros llevábamos droga, nunca miré sus caras pero sus voces aún las tengo gravadas como aquella vez. Mi papá les dijo que él era pastor y que no tenía por qué mentirles, pues ellos dispusieron a bajarnos uno por uno del carro en una noche helada, mi papá temía que a nosotras las mujeres nos hicieran algo, los sujetos comenzaron a pedir contraseñas de los celulares y dinero que llevábamos…pues se les dio todo.

jshjash

Fueron como tres horas de angustia y donde nos llevaron no era ni siquiera calle de tierra sino más bien un matorral, después de estar todos vendados, le dijeron a mi padre que iban a ser buenos al no matarnos, que allí dejaban los documentos y que en dos horas no nos fuéramos a mover porque si no ellos regresarían a lo peor.

Él les dijo a los sujetos que no era de Guatemala y que por favor le diera una dirección para salir, ellos aceptaron decirnos y al llegar a una gasolinera nos auxiliaron porque mi papá estaba perdiendo mucha sangre, oficiales dijeron que de milagro estábamos vivos. En realidad yo pensé que hasta allí llegaríamos en esta tierra, también me di cuenta que la vida es frágil y que te puede cambiar en un segundo.

¿Luego de ese amargo momento qué es de tu vida?

Le dedico más tiempo a Dios porque él nos salvó de la muerte, estamos más unidos en la familia y para este año tenemos una canción que se llama “Una vez más”, la cual quiero producir de forma más independiente y es inspirada en ese episodio.

¿Dónde pueden encontrar tu disco de música cristiana?

En las diferentes plataformas de internet pueden descargar mi música, en La Ceiba pueden adquirirlos en Sociedades Bíblicas, en mi iglesia o si me invitan a cantar fuera de la ciudad llevo mi música, el cual tiene una valor de 100 lempiras.

[ot-caption title=»» url=»http://www.tiempo.hn/wp-content/uploads/2016/01/jahsaj.jpg»]

AGRADECIMIENTOS

Le digo a mis padres y hermanos que estoy agradecida porque Dios escogió a ellos como mi familia, por el amor, apoyo, cariño que me han brindado, han estado en los buenos momentos, tristes, duros, pero su amor ha estado allí para mi, los amo mucho.