Mario Fumero: Abandono del Gobierno acabaría con Proyecto Victoria

636
Proyecto Victoria
En crisis por mora gubernamental se encuentra el Proyecto Victoria.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La apatía gubernamental junto a los abusivos cobros en la factura eléctrica, podrían extinguir el Proyecto Victoria, así lo confirmó Mario Fumero, el religioso cubano, que desde hace más de cuatro décadas brinda atención a los más desprotegidos.

Según la alerta emitida por Fumero, la falta de desembolsos han agudizado los problemas financieros del proyecto. Los cuales vienen desde hace seis meses por falta de respuesta de la actual administración del Gobierno.

Especificó que el partido en el gobierno se niega a erogar el dinero ya aprobado por el Poder Legislativo. Con esos fondos, se cubre el 50 por ciento de los gastos destinados para atender jóvenes en rehabilitación. Asimismo para atender adultos en riesgo social e involucrados en maras y pandillas.

“Hay muchos elefantes blancos que consumen todo su presupuesto en salario, y que dicen ayudar a la juventud, pero nada hacen en lo práctico».

A punto de «tirar la toalla» 

Ante la perenne burocracia, Fumero afirma que la institución está en el camino de la extinción. Por si fuera poco los exorbitantes cobros en la factura eléctrica se han convertido en un clavo más que podría terminar de sepultar el centro.

En su testimonio se conoció que el pago en la factura incrementó de 20 mil hasta 35 mil lempiras dejando graves consecuencias para el centro de rehabilitación al punto de suspender varios servicios y talleres.

Entre los problemas que cada día acercan la institución a la quiebra absoluta, mencionó que en el centro de San Pedro Sula, los internos solo pueden disfrutar del agua unas tres horas diarias porque tienen que pagar una cuota mensual de nueve mil lempiras.

“Con seis meses de atraso de la ayuda de Finanzas, que está retenida, más el aumento de la demanda, más el alto costo de la energía, nos vemos a punto de tirar la toalla y suspender nuestra ayuda a la juventud suspendiendo operaciones», narró.

Hasta la fecha han brindado miles de atenciones 

Según datos recabados, desde 1977 hasta el 2018, el reverendo ha demostrado su amor hacia la juventud hondureña atendiendo a más de 30 mil personas en Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Uno de los centros está en Tegucigalpa, específicamente en la carretera que conduce hacia Olancho, en San Pedro Sula se ubica en la Colonia El Valle, en la carretera salida a la Lima.