María Rivera, la hondureña que luchó contra la pobreza, el cáncer, y las inundaciones

1361
María Rivera
Ella comentó que aún no ha podido regresar a su casa en La Lima.

SAN PEDRO SULA, HONDURAS. Los trabajos de limpieza aún no concluyen en muchos hogares afectados, debido a que el impacto de las inundaciones fue devastador en muchas zonas del país, y en ese laberinto se encuentra atrapada aún la primer mujer comisaria de fútbol de Honduras, María Rivera.

Ella se define como una mujer sencilla, aguerrida, que tiene metas y lucha por cumplirlas. Agregó en la entrevista brindada a Diario Tiempo Digital que «aún en pleno siglo 21, todavía es muy difícil para las mujeres tener éxitos, se debe pasar duras pruebas pero soy de garra».

Uno de los retos más duros que le puso la vida, fue enfrentar los daños de Iota y Eta. Dijo que sintió una «tremenda tristeza, impotencia, decepción, un dolor inmenso», porque vio su esfuerzo de más de 15 años, esfumarse por los azotes de la naturaleza. Explicó que lo perdido era el resultado de una lucha enfrentada como madre soltera.

Reveló que los daños rondan los 200 mil lempiras, ya que perdió sus bienes materiales debido a las inundaciones.

Comentó que algunos jóvenes de La Lima le ayudaron a sacar el lodo, pero la limpieza aún no acaba porque falta desinfectar. Rivera no ha regresado a su hogar, porque las calles siguen inundadas de lodo y las alcantarillas colapsaron.

Respecto a lo enfrentado manifestó: «Lloré al verme fuera de casa, lejos de mis jóvenes que acostumbraban llegar a comer tamales, como es mi tradición, junto con carne asada. Todo para mi no fue una Navidad, ni Año Nuevo feliz».

Externó que fue duro sufrir 4 inundaciones donde vive. Ella tiene su casa en el sector Nuevo San Juan, del municipio de La Lima.

Sostuvo que su fuerza está en su familia, porque desde niña se prometió nunca rendirse. «Sé que todo lo que pasó nos puso de rodillas a mi amada La Lima, pero nos levantaremos, tengo mi fe y mi Dios de mi lado».

Comentó que fue duro ver esfumados sus sueños al ver su casa inundada, el patrimonio de sus descendientes. Añadió que a pesar de todo, incluso buscó fuerzas para ayudar a otros que necesitaron de su apoyo.

Podría interesarle: Damnificados de La Lima despiertan todos los días en la misma pesadilla

Según estadistas, María Rivera es la primer mujer comisaria de fútbol en Honduras. Ella mencionó que ya estuvo desempeñándose en esta semifinal, y ahora busca estar de comisaria en una final de fútbol en Honduras. También aspira a destacar en eventos deportivos internacionales.

Rivera desea ser licenciada en periodismo, egresada de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El comisario es una figura que determina una liga en sus torneos. No es un personaje muy mediático, están por detrás de las cámaras y es una de las personas que más labores tiene.

Aclaró que ella es una comisaria administrativa, que representa a la Liga Nacional, para que todo se realice con «juego limpio».

Desde pequeña trabajó, ha tenido que vencer el cáncer incluso, y ella sigue «dando guerra», porque rendirse no está entre sus opciones.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace:https://bit.ly/tiempodigitalhn.