Marcial Solís: «No hay fondos para la reparación de centros educativos»

418
Marcial Solís
Solís dijo que espera que fondos privados puedan ayudar con estas reparaciones.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El secretario de Educación, Marcial Solís, evidenció la crisis en el sistema hondureño al revelar que no se cuentan con los fondos para reparar los centros educativos a nivel nacional.

“No hay fondos para la reparación de centros educativos porque los 155 millones de lempiras disponibles para eso ya están en manos de otra institución del estado», dijo.

En ese sentido, expresó que esos fondos se entregaron desde febrero al Instituto de Desarrollo Comunitario, Agua y Saneamiento (IDECOAS) para que se ejecuten las reparaciones.

Solís expresó que se esperan más fondos de la tasa de seguridad o fondos privados que deseen contribuir con las reparaciones. Las declaraciones las brindó a raíz de las denuncias del Colegio Profesional de Superación Magisterial Hondureño (COLPROSUMAH).

Los representantes de COLPROSUMAH señalaron el pésimo estado en el que se encuentran la mayoría de los centros educativos en el país.

“De cada 10 centros educativos a nivel nacional, siete de ellos están en malas condiciones“, lamentó el presidente del COLPROSUMAH, Roberto Tróchez.

El gobierno tiene que plantear un proyecto de reconstrucción de escuelas. «Hace casi 10 años no se hace ninguna reparación. A estas necesidades súmele que el 75 por ciento de los centros carecen de agua y luz”, lamentó el maestro.

La lluvias y los huracanes han deteriorado más las escuelas, dijo.

Lea también: La mayoría de universidades de Honduras están aplazadas en Investigación Científica

Centros educativos a nivel nacional

Según datos del COLPROSUMAH, hay aproximadamente 22 mil 500 centros escolares en el país. Su deterioro es notable en los centros urbanos y rurales, detalló el educador.

Cabe señalar que los edificios ya están viejos y su infraestructura está deteriorada por los años. También enfatizó que las escuelas en casi todo el territorio nacional tienen techo con láminas de asbesto y ese material ya no se utiliza. Ya no es saludable, añadió.

Por lo anterior,  el mentor explicó que ahora se utilizan otros materiales mas amigables al ambiente. “Las lluvias en el país destruyeron casi todos estos techos dejando enorme goteras en las aulas”,  argumentó el pedagogo.

Planteamientos al problema

“Sugerimos al gobierno un plan de acción rápida y directa para dar solución a este problema”, dijo el mentor. También demandó del gobierno que priorice presupuesto para las reparaciones de los centros de educación.

Además consideró que para ello el dinero debe salir de la tasa de seguridad. De esa manera se evita que sigan deteriorándose más.