SAN PEDRO SULA. – Marathon no se presentará a jugar los 19 minutos restantes del juego que esta noche se suspendió por las semifinales de la Liga Nacional ante Real España.

Al menos así lo dio a entender el gerente de campo del equipo Marathon, Rolando Peña. Hay que ver una cosa, acá no existen condiciones de seguridad para ningún equipo. Por más que se diga a puertas cerradas, este partido no se puede jugar”, indicó Peña.

Y es que los dirigentes de ambos clubes, buscaron está noche poder determinar, cuando y donde se juega en resto del partido.

Sin embargo, para la gente del Marathon, lo sucedido esta noche en el estadio Morazán, denota la falta de seguridad para lo involucrados. Sumado a ello, Peña asegura, que la culpa mayor, la tiene el árbitro central del juego, Armando Castro.

“Hay muchas situaciones garrafales de parte de los árbitros. No estamos de acuerdo, que se juega mañana, no vamos a jugar. Vamos a esperar que es lo que dice la Liga”, dijo.

Peña agregó que siente pena, que el asesor de los Árbitros, Pedro Rebollar, siga al frente de la institución de los tocapitos.

Un estadio de fútbol, no pude pasar esto. A pesar que fútbol. La situación es difícil, más con un arbitraje malo como el de está noche. Hoy bombos y Platillos,  anuncian que al señor Rebollar, le alargaron el contrato. Se dice que es un extraordinario trabajo”, dijo inconforme.

jf