Manzanilla: para combatir las hemorroides, inflamaciones y células cancerosas

3451
Manzanilla
Es importante mencionar que los compuestos que la manzanilla genera se han sometido a análisis científicos para comprobar su capacidad de tener beneficios para la salud humana.

REDACCIÓN. El herbolario tradicional es una fuente de conocimiento popular que se ha transmitido durante generaciones.

La ciencia ha puesto los ojos sobres las virtudes medicinales de una planta medicinal nativa de Europa. La quinta hierba medicinal más vendida, la manzanilla, dando pie a investigaciones que demuestren sus capacidades curativas.

¿Qué es ?

La manzanilla, también conocida como camomila (Chamaemelum nobile) es una planta originalmente nativa del sur del continente europeo, con registros de su uso medicinal en el antiguo egipto y las sociedades grecorromanas y sajonas. En 1741 ya se le atribuían capacidades diuréticas, analgésicas y de facilitar la digestión, a la vez que reducía los gases.

La medicina folklórica la han utilizado de diferentes formas en múltiples regiones. Por ejemplo para combatir trastornos del sistema digestivo como dolores, gases, vómitos y náuseas. También se ha utilizado para tratar síntomas desagradables que acompañan al embarazo e incluso para regular la menstruación o aliviar el estrés.

Dado el enorme valor medicinal que se le aportó a esta planta a lo largo de la historia, la ciencia moderna decidió estudiarla para entender mejor de dónde salen sus beneficios y para qué se podría utilizar en la vida moderna.

Lea también: OMS: uno de cada siete hombres es diagnosticado con cáncer de próstata

Usos tradicionales

Esta planta también se ha utilizado por sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, de tratamiento de heridas superficiales y afecciones de la piel. Se describe en su uso clásico la capacidad de aliviar, entre otras afectaciones:

  • Enfermedades articulares, como la artritis o la gota.
  • Reacciones alérgicas leves.
  • Hemorroides.
  • Infecciones (por ejemplo de la piel).
  • Trastornos del sueño.
  • Ansiedad.
  • Trastornos digestivos.
  • Fiebre y cólicos en niños.

Beneficios 

La planta de la manzanilla contiene varios compuestos de interés medicinal en forma de metabolitos secundarios que la planta produce. Las plantas los producen como parte de su actividad normal; pero algunos de ellos tienen efectos de los cuales se pueden aprovechar (o pueden hacer daño).

Estos metabolitos parecen ser “el secreto” de los efectos curativos de la manzanilla (y de otras plantas medicinales). La manzanilla es rica en ellos, en forma de moléculas orgánicas como las lactonas sesquiterpénicas y los flavonoides como la apigenina, así como también contiene una carga importante de carbohidratos de distinta complejidad que podrían tener efectos sobre el organismo.

Es importante mencionar que los compuestos que la manzanilla genera se han sometido a análisis científicos para comprobar su capacidad de tener beneficios para la salud humana.

1. Efectos relajantes sobre el músculo liso

La musculatura lisa es uno de los tipos de músculo del cuerpo. A diferencia de la musculatura estirada, que se puede controlar, el músculo liso funciona de manera autónoma, sin que las personas tengan control sobre sus funciones de manera consciente.

Los liso se encuentra, por ejemplo, rodeando los intestinos, ejerciendo diferentes presiones sobre estos para que la digestión siga su curso natural. Los compuestos de la manzanilla tienen un efecto demostrable sobre la relajación de estos músculos.

Esto explicaría, los resultados calmantes sobre dolores menstruales e intestinales de la manzanilla.

2. Efectos antiinflamatorios

Los aceites esenciales extraídos de la manzanilla permean las capas superiores de la piel. Esto permite que los compuestos bioactivos (capaces de interactuar con el organismo) actúen sobre tejidos inflamados mediante la aplicación de estos aceites en la zona afectada.

Metabolitos como el camazuleno u otros flavonoides presentes en la manzanilla tienen efectos reductores de la respuesta inflamatoria, aliviando los diferentes síntomas que provoca. Esto da credibilidad a los usos sobre hematomas, irritación o procesos alérgicos leves en la piel.

Estos efectos antiinflamatorios también se han descrito a nivel gastrointestinal, en estudios que afirman la inhibición de los efectos de H.Pylori, una conocida bacteria ligada a las úlceras pépticas.

3 . Efectos sedantes

También se ha utilizado para tratar el insomnio, los nervios y la ansiedad. Se cree que el flavonoide apigenina tiene efectos en el sistema nervioso central mediante interacción con los receptores de benzodiazepina, aunque este mecanismo no está confirmado.

A pesar de la falta de estudios clínicos al respecto, investigaciones en fase pre-clínica parecen dar la razón al saber tradicional, confirmando el potencial de la manzanilla y sus extractos como depresor del sistema nervioso central.

4. Promover curación natural de heridas

Averiguaciones hechas sobre la curación de tatuajes tras aplicar extractos de manzanilla han descrito la capacidad astringente (que disminuye el sangrado y facilita la cicatrización de heridas) del extracto de manzanilla. Así como también efectos antisépticos (que evita la infección). Estas cualidades permiten que las heridas leves se curen con mayor facilidad.

5. Reduce las hemorroides

La aplicación clásica del extracto de manzanilla en un baño parece ser efectiva en el tratamiento hemorroidal. Aunque la relación causal no esté establecida, podría tener relación con los efectos antiinflamatorios y astringentes de los compuestos bioactivos de esta planta.

6. Efectos anticancerígenos

El crecimiento tumoral se inhibe en células cancerosas cuando entran en contacto con la apigenina, uno de los constituyentes bioactivos de la manzanilla. Se han realizado estudios de laboratorio células cancerosas de piel, próstata, pecho y ovarios. Todas estas investigaciones han dado resultados prometedores, ya que inhiben el crecimiento de las esas células teniendo un efecto mínimo en las células sanas.