Magisterio: Aumento de 600 lempiras es inaceptable; advierten acciones

448
Magisterio
Los docentes han expresado su descontento con el ajuste salarial que plantea el gobierno; aseguran que tomarán medidas si persiste el desacuerdo.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Los maestros no aceptan la proposición gubernamental de un aumento salarial de 600 lempiras en 2020 y mil lempiras en 2021; si no logran un acuerdo en los próximos días tomarán medidas.

Precisamente, según el dirigente magisterial Daniel Esponda, si no llegan a un consenso con el gobierno el seis de enero, irán a las calles y ejecutarán otras acciones.

Lo propuesto por entes estatales es inferior a lo que exige el sector docente: mil lempiras de incremento en 2020 y mil quinientos más en 2021.

«En este momento el gobierno pone como excusa el tema de la recaudación y que no hay dinero. Han planteado un reajuste con el que no estamos de acuerdo; el día seis de enero sería el día definitivo, dependerá de si el gobierno sopeza su decisión, de lo contrario se rompe el diálogo y vendrán acciones» explicó Esponda.

También, el catedrático especificó que la ronda de conversaciones que han mantenido diversas áreas del magisterio y secretarías estatales se han mantenido desde hace unos tres meses.

Lea también: Educación: Más de L80 millones recaudados en 2019 por «la escuelita»

Deuda histórica

Esponda recordó que la única referencia que debe ser tomada al momento de analizar el aumento magisterial es el Estatuto del Docente Hondureño, órgano legal para el cálculo.

Además se refirió a que según esta legislación, el gobierno sostiene una deuda con los maestros por la hora clase.

«Según el estatuto, la deuda histórica que tiene el gobierno es superior a los siete mil lempiras. Nuestra posición no es ajustadiza, es en base a una realidad» reveló.

Asimismo, dio a conocer la propuesta, que fue rechazada, que plantearon al gobierno para el inicio de pago de este adeudo; pidieron que les paguen mil 500 lempiras cada año desde 2020 a 2022.

Otras peticiones del magisterio

Por el mismo lado, detalló que no solo piden el reajuste salarial que ellos plantean, sino que la consideración de otras valoraciones.

«Hay otros elementos que son importantes, que no se deben de invisibilizar, como meter la reforma a la ley del INPREMA al Congreso Nacional en el primer trimestre del año; de igual manera el tema de respetarle los dos meses de vacaciones a nuestros compañeros de la directiva docente porque el estado les ha quitado quince días de vacaciones desde el año 2013″ comenzó denunciando.

Y añadió: «Por otro lado está el tema de las fianzas. Toda institución pública paga una fianza para proteger los inmuebles pero la ley manda que quien debe pagarla es el estado de Honduras; en el sector de educación particularmente los profesores, directores, subdirectores han venido pagando esa fianza desde su bolsillo desde 2014. No es posible.»

Por otra parte Esponda también hizo una señalación directa: «Me parece que hay alrededor de 20 instituciones y comisiones que tienen presupuesto del 2020 que no generan ningún producto ni ningún impacto positivo en esta sociedad; yo creo que hay que eliminarlas y reorientar esos presupuestos para invertirlos en aspectos sensibles como salud y educación», opinó.

Factores colaterales que afectan el salario del magisterio

Para ampliar sobre el porqué es necesaria la revisión de los incrementos a los catedráticos, Esponda explicó otras circunstancias que deben ser consideradas.

«El primer factor es el grado académico del docente. El estatuto establece que se tiene que pagar por maestrías y doctorados, y eso no se hace. El segundo es la antigüedad en el puesto de trabajo» ilustró.

Y concluyó su participación destacando que se debe hacer una mejor valoración para una compensación distinta y adecuada.

En las reuniones entre las organizaciones magisteriales y entes estatales han estado presentes: la secretaría de Educación, la secretaría de estado en los despechos de Trabajo y Seguridad Social, COLPROSUMAH, SINPRODOH, PRICPHMAH y el COPRUMH.