33.6 C
San Pedro Sula
martes, agosto 16, 2022

Doña Hermelinda, por amor a su hijo se convirtió en taxista

Debes leer

SIGUATEPEQUE, HONDURAS. Doña Hermelinda Mejía es una madre cinco estrellas, quien, a lo largo de los años, ha salido adelante con su hijo de 28 años gracias a su trabajo como taxista en Siguatepeque, departamento de Comayagua.

Esta aguerrida hondureña está rompiendo estereotipos en ese rubro económico desde hace más de 10 años. Doña Hermelinda demuestra que el trabajo de motorista no sólo es para los hombres.

Portal Informativo HN compartió, a través de sus redes sociales, más información sobre el día a día de la valiente hondureña.

Doña Hermelinda tiene a alguien por quien luchar: se trata de su mayor regalo de vida, su hijo de 28 años, quien es una persona con discapacidad.

Lea además: Comerciantes esperan recuperarse con ventas en Día de las Madres 

Hermelinda Mejía
Doña Hermelinda muestra que es una supermamá conduciendo día a día su taxi.

Trabaja en compañía de su hijo

Doña Hermelinda recorre las calles de Siguatepeque en compañía de su hijo, señala Portal Informativo HN, y juntos forman la mejor dupla para laborar con pasión.

La madre hondureña señaló que “yo opté por este trabajo pensando en mi niño, porque si yo voy a trabajar a una empresa de ‘rapidito’ me sacan, porque el niño a veces se enferma, entonces, trabajando de forma particular” no hay problema.

Doña Hermelinda
Esta madre hondureña conduce su taxi vestida muy elegante y acompañada de su mayor tesoro: su hijo.

Vestida muy elegante, maquillada y usando accesorios, la hondureña sale desde muy temprano todos los días a trabajar. Ya lleva una década laborando en ese rubro y es muy conocida en Siguatepeque, al grado de ya tener “sus clientes”.

Además, señaló que conduce al lado de su muchacho porque no tiene quién se lo cuide, además que él depende al 100 % de ella. “A mí se me complica bastante, trabajo bastante duro, porque andar aquí no es fácil”, aseguró.

Hijo Doña Hermelinda
El hijo de doña Hermelinda la acompaña a todo lugar debido a que él depende 100 % de ella.

“Aquí se corren muchos peligros, pero gracias a mi Padre (celestial) llevo mucho tiempo ‘taxiando’ y Dios me ha protegido siempre. Día a día voy luchando con él (su hijo) y sufro mucho, porque ser madre y padre al mismo tiempo es bien complicado, pero Dios nos da la ayuda y nosotros las mujeres podernos hacer cualquier cosa”, afirmó doña Hermelinda.

Por último, la valiente madre señaló que “aquí ando, trabajando de taxista, que supuestamente es un trabajo de hombre, pero no es así, nosotras las mujeres todo podemos hacer”.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido