Madre de Kevin Solórzano: «Busqué ayuda de JOH y Nasralla»

523
Madre de Kevin Solórzano
Sigue esperando justicia en el caso de su hijo

TEGUCIGALPA. Madre de Kevin Solórzano, Ana Betty Hernández Paredes, pide a Dios que rápido termine esa prueba que atraviesa su familia.

En entrevista exclusiva de OnceNoticias.hn. doña Betty deja al descubierto el dolor que vive cada día al ver a su hijo preso injustamente.

Reveló que en medio de toda esa situación ha buscado ayuda del Poder Ejecutivo, sin embargo, no ha sido escuchada. Kevin uarda prisión hace tres años en la Penitenciaría Marco Aurelio Soto, en Támara, Francisco Morazán.

Solórzano es acusado de haber asesinado al exfiscal, Edwin Eguigure, muerto en noviembre de 2014. “No es que está callado el tema, sino que no hay nada qué hacer. Lo que estamos haciendo ahorita es esperando que los abogados presenten la casación», dijo.

«Tenemos 20 días hábiles que se vencen en la última semana de octubre que creo que es la otra”. “Sólo quiero tener a mi hijo, es lo único que yo quiero”, clamo la angustiada madre de Kevin. Prosiguió, “personalmente busqué ayuda de Juan Orlando y nunca me quiso responder». «Le entregué una carta a él en su mano, aquí en el hospital San Felipe y le puse mi número de teléfono”.

Añadió que “lo único que yo le pedí era que me escuchara, era lo único que yo le pedía pero le estoy hablando de hace más de un año y él nunca me escuchó”.

De igual forma, manifestó que Salvador Nasralla también le ha dado esperanzas de justicia en el caso de su hijo. «Pero yo no quiero juicio, yo quiero que me devuelvan a mi hijo”, dijo la progenitora del universitario, mientras se derrumbó en llanto.

Lea también: Kevin Solórzano: “El día del juicio tenía seguro que me darían mi libertad”

Kevin le envió una carta a su madre

La madre relató también como son sus días y esos momentos en que trae a su mente la imagen de su hijo Kevin.

“Cuando yo estoy trabajando aquí y se me viene a la mente mi niño, usted no tiene idea cómo sufro. Esto, porque yo ya tendría mi vida realizada, mis hijos son excelentes muchachos”.

“Kevin me nota que cuando yo voy a verlo voy desmejorada. Ayer me hizo una carta donde me decía: ‘que yo tenía que ser fuerte. Así también, me dijo que tomara la palabra en Isaías 41:10, que Dios no me va dejar y que él hará justicia’, pero no es fácil”.

“Yo no doy entrevistas, porque él aparenta ser tan fuerte y cuando yo me quebranto así se quebranta él. Para mí es tan difícil porque sufro su dolor. Entonce, lo único que pido a Dios es que acabe  esta prueba. No sé si voy a resistir”, concluyo la madre de Kevin Solórzano.