Madre del ex empleado del 911 califica como injustificada la captura de su hijo

130
Madre
La madre de Gustavo Araujo, María Mi.agro García, a través de medios nacionales aseguró que ella no entendió porque detuvieron a su vástago.

TEGUCIGALPA-HONDURAS. Doña María Milagro García, madre del ex empleado del 911, Gustavo Adolfo Araujo, denunció en las últimas horas que las autoridades policiales capturaron a su hijo injustamente.

Cabe indicar que meses atrás a Gustavo Araujo se le señaló como miembro activo de la Pandilla 18 que se infiltró en esa institución de emergencia. Sin embargo, días después el joven salió en medios locales limpiando su nombre asegurando que no pertenecía a ninguna estructura criminal.

No obstante, este martes agentes de la Policía Nacional lo detuvieron por el delito de asesinato contra el Junior Aldahir Irías.

En ese sentido, su madre doña María, a través de medios nacionales aseguró que ella no entendió porque detuvieron a su vástago.

Lo anterior, porque los agentes policiales a la hora de presentarse a su casa dijeron que llevaban una orden de cateo. Y no una orden de captura.

“No encuentran nada en mi casa. No veo porque me lo llevan. Luego por la misma desconfianza que le tenemos a la policía pedí que me mostraron los carros donde iban a llevar a mi hijo. Y lo que hizo la fiscal fue arrebatarme el teléfono y arañar a mi nieta. No querían que nosotros miraros que el carro no llevaba nada”, denunció la acongojada señora.

Nota relacionada: Tegucigalpa: Por asesinato detienen a Gustavo Araujo, ex empleado del 911

Portavoz de la PN: “Joven se trasladó a los Juzgados Penales”

A efecto de eso, doña María, dijo que a ella lo que le importa es saber a dónde llevaron a su hijo. Eso, para que su abogado se acerque a él y le brinde la asistencia legal que necesita.

“Los Derechos Humanos dónde están, pronúnciense eso es injusticia. Señor presidente eche de ver qué tipo de gente tiene usted a su lado. Ellos son los que lo están poniendo en mal. Presidente póngase las pilas”, pidió la denunciante.

Igualmente, dijo que a la hora de la detención de su hijo, la policía no le presentó ninguna prueba.

“Ellos dijeron que solo llevaban una orden de cateo para mi casa. No me dijeron que llevaban orden de captura para mi hijo. Si yo hubiese tenido algo que esconder cuando yo salí a demostrar que mi hijo todos sus papeles los tenía limpios. ¿Por qué no detuvieron a mi hijo cuando salió? Si es una investigación desde hace mucho porque no hacen”, reclamó la señora.

Por su parte el portavoz de la Policía Nacional, Jair Meza, explicó que Gustavo Araujo tenía una orden de captura por el delito de asesinato y asociación ilícita.

Y que esa orden de captura es por parte del juzgado de competencia territorial nacional en materia penal.  Por lo que, el joven Araujo fue trasladado a esos juzgados.

Por tal razón, Meza invitó a doña María y a su abogado a que se apersonaran a los mismo para que puedan representarlo.

“Solo íbamos en cumplimiento de esa orden de captura. Había una orden de allanamiento. Y eso fue lo que se dio en esta operación policial”, manifestó el vocero de la PN.

Doña María: “¿Si había una investigación por qué me entregaron papeles limpios?”

En relación a eso, doña María retomó la palabra y señaló lo siguiente: “Si estaba una investigación sobre una denuncia, entonces los papeles que ustedes me entregaron todas sus oficinas son un atajo de mentirosos y farsantes porque a mí me entregaron papales limpios y firmados. Tengo los que conseguí después, y la hoja de antecedentes penales y policiales de ocho días antes de que pasara esto. Que pasa, como trabajan, demuéstrenme por favor. Yo les digo con respeto que andan mal”, dijo doña María.

Asimismo, la preocupada madre expresó que las autoridades tienen miedo a que ella presente una demanda contra el Estado. “Tengo 62 años he luchado vendiendo mínimos. No necesito dinero de ninguno ustedes. Si me toca empezar a luchar con 50 mínimos empiezo. Pónganse la mano en la conciencia. En ningún momento he aconsejado a mi hijo que haga demanda. No estamos acostumbrados a ganar los sueldos de ustedes sino a ganar migajas”, concluyó la indignada sexagenaria.