Madre de Keyla envía carta a Julieta Castellanos suplicando ayuda y justicia

440
carta madre de Keyla
La joven Keyla Martínez fue encontrada sin vida el pasado 7 de febrero en una celda policial de La Esperanza, Intibucá.

TEGUCIGALPA HONDURAS. A más de un mes de la muerte de la estudiante de enfermería, Keyla Martínez, en una celda policial en La Esperanza, Intibucá, no hay ningún requerimiento para los implicados, lo que obligó a su madre Norma Rodríguez, a buscar ayuda en otras instancias.

Doña Norma, en esta ocasión, solicitó la ayuda de Julieta Castellanos, exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Ella se dirigió a Castellanos por medio de una carta, donde contextualizó que el fallecimiento de un hijo a manos de agentes policiales era un denominador en común con la exrectora del alma máter.

carta madre de Keyla
Julieta Castellanos, exrectora de la UNAH.

«Me dirijo a usted como una madre, que al igual que yo, también perdió un hijo a manos de despiadados agentes de la Policía. Sé que usted logró castigo para los responsables de la muerte del suyo«, cita el escrito.

En la carta, la madre doliente, también relató los hechos que se suscitaron la madrugada del pasado 7 de febrero, versión inicial de la Policía Nacional, donde aseguraron que se trataba de un suicidio y el dictamen de Medicina Forense, que concluyó en que la muerte de Keyla, fue un homicidio.

«Aunque todos los testigos que estuvieron esa noche en las instalaciones policiales afirman que fue un suicidio, incluyendo al subcomisionado Melvin Alexander Alvarenga Deras, jefe de dicha unidad, quien leyó ese mismo día un comunicado de prensa donde afirmó que los agentes la descubrieron intentando quitarse la vida mediante asfixia por suspensión, el informe de Medicina Forense que se nos entregó establece la muerte de Keyla como homicidio por asfixia mecánica«, expuso Rodríguez.

Lea también – Madre de Keyla envía carta al doctor Velásquez: “Le exijo que me diga la verdad” 

Sin consuelo

Además, la madre de Keyla destacó la labor de Castellanos por su «lucha en las reformas policiales y judiciales». Así como por «fundar el Observatorio de la Violencia en la UNAH«.

En ese sentido, solicitó directamente, el apoyo de la académica para esclarecer el crimen y «romper con la impunidad y misterio del que han rodeado este caso y que los responsables sean castigados, así como usted logró hacerlo con los que le arrebataron la vida a su hijo».

carta madre de Keyla
Keyla Martínez, murió en una celda policial, luego que agentes la detuvieran irrespetar el toque de queda.

Por otro lado, evidenció la falta de consuelo ante la injusticia que impera en el sonado caso. Keyla «todavía tenía un futuro prometedor y muchos sueños por cumplir y se los truncaron con saña y con violencia», reprochó.

«Con el corazón desgarrado por el dolor, suplico su ayuda para esclarecer este asesinato y obtener justicia para Keyla. Contará con mi eterno agradecimiento y el de mi familia«, concluye la carta.

En octubre de 2011, el cuerpo sin vida de Rafael Alejandro Vargas Castellanos, de 22 años, hijo de Julieta castellanos, fue encontrado en el kilómetro 8 de la carretera que de Tegucigalpa conduce al sur del país.

Dos años más tarde, La Sala Dos del Tribunal de Sentencia, con jurisdicción nacional, dictó sentencia condenatoria contra los expolicías Santos Arnulfo Padilla, José Rubén Pozo López, Gabriel Donatilo Marcia Hernández y Wilson Roberto Córdova Rodríguez.

A todos ellos, se les acusó por asesinato y abuso de autoridad en perjuicio de los universitarios Vargas Castellanos y Carlos David Pineda Rodríguez.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0