Madre de Carlos Collier: “Cómo puede ser posible que mi hijo se haya ido”

Carlos Collier fue ultimado a balazos el 11 de octubre en la colonia Río Grande de Tegucigalpa.

501
Madre de Carlos Collier
Carlos Collier fue ultimado a balazos el 11 de octubre en la colonia Río Grande de Tegucigalpa.

Tegucigalpa, Honduras- Tatiana Núñez, madre de Carlos Collier escribió este viernes un conmovedor mensaje en Facebook.

Núñez expresa en su publicación la falta que le hace el universitario. “¿Cómo puede ser posible que mi hijo amado se haya ido? El niño al que cuidaba con tal preocupación en cualquier enfermedad, al que sostuve cerca de mi corazón y prometí cuidar toda la vida, no está aquí para cuidarlo”.

Madre de Carlos Collier devastada por la ausencia de su hijo

“Me duele profundamente el no haber sido capaz de proteger a este niño que amo con todo mi ser de una muerte tan injusta”, lamentó.

La mujer añadió “déjame sentir calma, déjame respirar profundamente. Quédate conmigo en este dolor profundo y transformador. Yo ahora llevo esta oscuridad conmigo, en mi espalda y en mi corazón siempre. Es mi carga y mi compañero”, manifiesta.

De igual manera, mencionó que no dejará de pensar en la pérdida de su hijo. “Señor, no hay ni un solo minuto de mi vida en que esta pérdida no esté grabada tan profundamente en mi cerebro y en el corazón, ya sea en medio de un día o en esos asfixiantes momentos de dolor en la solitaria oscuridad de la noche”.

Sin embargo, Núñez reiteró que se siente agradecida por el tiempo que pasó junto a Collier. “Déjame ser agradecida por cada minuto que pasamos juntos. Déjame atesorar esos recuerdos y encontrar alegría en ellos”.

“Ayúdame a lidiar mejor con la gente. Ellos no saben qué decir. Fingen que no ha pasado nada. Sé que ellos no quieren hacerme recordar, pero no entienden que estás siempre conmigo”, subrayó.

Entre tanto, preguntó al creador cómo soporta la ausencia del ahora fallecido. “Enséñame, Señor. Dime, ¿qué es lo que quieres que haga con esto? ¿Qué se supone que debo aprender de este tipo de dolor? ¿Qué me estás llamando a hacer?”.

“Abre mi corazón maltratado y guíame al consuelo y la paz. Sólo tú puedes darme la paz que necesito. Déjame sentir tu presencia en mi vida”, concluyó la madre de Carlos Collier.

Este fue ultimado a balazos el 11 de octubre en la colonia Río Grande de Tegucigalpa.

Lea: Kevin Solórzano y Carlos Collier, de los casos más mediáticos de 2017

Aquí el mensaje íntegro

“Mi vida está de cabeza, amado Dios. El orden del mundo está fuera de lugar y no puedo hacer nada para que vuelva a ser como era. Oh, Señor, tú sabes el dolor en mi corazón en todo momento, y sabes el por qué mi hijo ha muerto. ¿Cómo puede ser posible que mi hijo amado se haya ido? El niño al que cuidaba con tal preocupación en cualquier enfermedad, al que sostuve cerca de mi corazón y prometí cuidar toda la vida, no está aquí para cuidarlo. Me duele profundamente el no haber sido capaz de proteger a este niño que amo con todo mi ser de una muerte tan injusta”.

“Déjame sentir calma. Déjame respirar profundamente. Quédate conmigo en este dolor profundo y transformador. Yo ahora llevo esta oscuridad conmigo en mi espalda y en mi corazón siempre. Es mi carga y mi compañero”.

“Señor, no hay ni un solo minuto de mi vida en que esta pérdida no esté grabada tan profundamente en mi cerebro y en el corazón, ya sea en medio de un día o en esos asfixiantes momentos de dolor en la solitaria oscuridad de la noche. Déjame ser agradecida por cada minuto que pasamos juntos. Déjame atesorar esos recuerdos y encontrar alegría en ellos”.

“Ayúdame a lidiar mejor con la gente. Ellos no saben qué decir. Fingen que no ha pasado nada. Sé que ellos “no quieren hacerme recordar”, pero no entienden que está siempre conmigo”.

“Enséñame, Señor. Dime qué es lo que quieres que haga con esto. ¿Qué se supone que debo aprender de este tipo de dolor? ¿Qué me estás llamando a hacer?”.

“Abre mi corazón maltratado y guíame al consuelo y la paz. Sólo tú puedes darme la paz que necesito. Déjame sentir tu presencia en mi vida”.