MACCIH entrega a la OEA informe sobre actos de corrupción en Honduras

139
MACCIH
La MACCIH hizo entrega del informe de los primeros tres meses del 2019 sobre el trabajo que se ha realizado contra la corrupción.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El jefe de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), Luiz Antonio Marrey Guimaraes, hizo entrega al Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, el informe semestral sobre el trabajo contra la corrupción que se ha realizado en Honduras.

El documento comprende los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2018 y enero, febrero y marzo de 2019.

Luiz Marrey, por medio de un mensaje en su cuenta de Twitter, anunció que el documento se recibió. Posteriormente, Luis Almagro hizo lo mismo.

Cabe recordar, Guimaraes llegó a Honduras en junio del 2018, él manifestó que casi todos los países sufren de corrupción. Entre tant, que lo que incide es la reacción que tiene cada país ante estas acciones.

Lea también: 10 de 149 casos de abogados asesinados son judicializados; CAH pide ayuda a la MACCIH

Las acciones para contrarrestar la corrupción es lo más fundamental

También, puntualizó que lo fundamental es el trabajo que hacen las instituciones para contrarrestar la corrupción y el proceso que utilizan para rendir cuentas a las máximas autoridades del país.

Cabe destacar que el acuerdo con la MACCIH entró en vigencia desde el 19 de abril del 2016 y finalizará el 19 de abril de 2020. Más allá de esa fecha, para que la MACCIH siga en Honduras, el Congreso Nacional y el Gobierno deberán ratificar dicho convenio.

La OEA es fuertemente criticada por varios sectores del país

No obstante, desde que la OEA comenzó a realizar acciones en apoyo al país, ha recibido varias críticas que provienen de varios sectores del país. Estos cuestionamientos señalan que no se perciben los resultados de la desarticulación en los grupos organizados de corrupción.

Asimismo, alegan que aún los altos mandos del crimen no pagan por sus delitos y, que muchas veces, quienes cumplen con cárcel son simples pupilos de los verdaderos líderes de la corrupción.

De igual forma, los sectores de la población señalan que mientras los intelectuales de estos crímenes no estén evidenciados y castigados la corrupción no será contrarrestada.