MACCIH: Contratos de energía limpia llevarán a la quiebra a la ENEE

529
MACCIH
Ana María Calderón, coordinadora de la MACCIH.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Luego de presentar el caso Fraude sobre el Gualcarque, la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), señaló que la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) podría irse a la quiebra.

Así lo estableció Ana María Calderón, coordinadora de la División de Prevención y Combate a la Corrupción de la MACCIH. En ese sentido, urgió que se revisen los contratos de generación de energía debido a que podrían representar costos adicionales o excesivos, los cuales perjudicarán a la ENEE a corto plazo.

Las declaraciones de Calderón se desprenden de la investigación a Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) y proyecto hidroeléctrico Agua Zarca.

Según la MACCIH, DESA solicitó en 2011 una ampliación de la capacidad de generación de energía en Agua Zarca pese a que no tenía la capacidad de generarlos. Con esto, DESA pretendía beneficiarse con precios mayores en la venta de energía a la ENEE.

Nota relacionadaOlivia Zúniga sobre nuevo caso de la MACCIH: “Funcionarios asesinaron a mi madre”

Por tal razón, Calderón aseveró: “si continúa esta política energética se podría producir un desbalance en el mercado. Esto podría llevar a la ENEE a la quiebra. Es posible que todos los contratos atados a fuentes renovables se encuentren bajo la misma modalidad”.

Calderón expuso que DESA solicitó dicha ampliación tras argumentar que incorporaría una tercera turbina. Sin embargo, estudios técnicos determinaron que el río Gualcarque no es capaz de impulsar una segunda turbina. Ni siquiera en los momentos de más alta precipitación.

“La aprobación de este aumento en la capacidad de generación, que DESA no sería capaz de producir, representaría un aumento en la inversión de la empresa, pero también en los ingresos por ventas de la compañía”, sostuvo la personera.