Lula da Silva se entrega a la Policía y causa tensión en Brasil

303
Lula Da Silva
Lula Da Silva durante el momento de su entrega. Foto: Instagram

Brasil. Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil, se entregó este día a las autoridades brasileñas e ingresó en la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba.

En dicha sede, el exmandatario será recluido e iniciará a pagar la condena de doce de prisión por los delitos de corrupción y lavado de dinero.

Un convoy policial trasladó a Lula de la sede del Sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, donde estaba desde el jueves, hasta la sede de la Policía Federal.

Sin embargo, la marcha de las autoridades tuvo que disminuirse por la gran cantidad de manifestantes, partidarios y opositores, que se agruparon en la calle.

Desde muy temprano, militantes y detractores de Lula se habían concentrado en la sede policial, por lo que la tensión ha sido latente.

Lea: Lula da Silva: Tribunal Supremo rechazó hábeas corpus 

Difícil decisión

Tras el impedimento de muchos seguidores para que Lula da Silva se entregara a las autoridades de Brasil, él tomó la iniciativa y complicada decisión de hacerlo.

“Voy a atender el mandato porque quiero mostrarles lo que es responsabilidad y para poder probar mi inocencia”, dijo Lula ante cientos de simpatizantes.

Por lo tanto, Da Silva salió a pie y recorrió cerca de 100 metros, rodeado por policías y miembros de su propio equipo de seguridad, hasta un vehículo de la Policía Federal que le esperaba en las inmediaciones.

El exmandatario se había negado a entregarse a la policía antes de las 8:00 pm de ayer, plazo fijado por el juez federal Sergio Moro.

Cabe mencionar que Moro es el responsable de la investigación del escándalo de corrupción en Petrobras; por lo que fue condenado Da Silva.

Sin embargo, el mensaje del político braileño también fue:

“No estoy por encima de la justicia (…). Creo en la justicia, pero en una justicia justa, con un proceso basado en pruebas concretas”.

Agregó: “Sé que la historia va a probar que quien cometió un crimen fue el comisario que me acusó, el fiscal que fue injusto conmigo y el juez que me condenó.

“Ellos no saben que el problema de ese país no se llama Lula, se llama la conciencia del pueblo, ustedes. Y ustedes van a tener que transformarse en Lula de aquí para adelante a andar por ese país haciendo lo que tienen que hacer”, afirmó.