32.6 C
San Pedro Sula
sábado, agosto 13, 2022

De los tres masacrados en la Policarpo, dos eran menores de edad

Debes leer

TEGUCIGALPA. Dos menores de edad fueron acribillados ayer en la masacre registrada en la colonia Policarpo Paz Bonilla, en la capital de Honduras.

Las víctimas son Nelson Omar Castro Hernández de 15 años, conocido con el alias “El Niño Pop” y Cristian Josué Gútierrez Gómez, alias “El Flaco”, de 17 años.

Los desdichados jóvenes se encontraban reunidos en la colonia mencionada. Eran las 10:00 de la noche, cuando fueron atacados.

La tercera victima de este ataque fue identificada con el nombre de Omar Portillo.

Fue en un abrir y cerra de ojos cuando sujetos desconocidos y fuertemente armados llegaron al lugar y arremetieron contra los jóvenes.

Esta mañana los cuerpos de los jóvenes permanecían en Medicina Forense para ser entregados a sus familiares.

Según familiares, los jóvenes, víctimas de este hecho sangriento, no tenían enemistad alguna.

Por lo tanto, se desconoce aún la causa de lo sucedido.

Lea también: Más de 80 transportistas asesinados en lo que va del 2017

Jóvenes hondureños siguen siendo presa fácil de la criminalidad

Unos 21 mil estudiantes han sido asesinados en Honduras en los últimos siete años tal y como lo destacan las estadísticas del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Las cifras reflejan que  entre el año 2010 y 2016, fueron asesinados alrededor de 21 mil alumnos.  La mayoría de ellos pertenecen a  instituciones de grado secundario (colegios).

Hasta el primer trimestre de este año se habían cometido seis muertes diarias en promedio. Esto se convierte en unas tres mil muertes por año, según el Observatorio.

El observatorio de la violencia ha documentado en el primer semestre de 2017 la muerte de más de una veintena de alumnos menores de 18 años.

El 40 por ciento de los homicidios en perjuicio de este fragmento de la población lo constituyen las personas menores de 30 años, que son las de mayor potencial productivo.

Las investigaciones revelan que las muertes violentas de menores estudiantes observan el mismo patrón. Son provocadas por heridas con instrumentos corto-punzantes,  armas de fuego y asfixia por estrangulamiento.

En este 2017 se ha incrementado el número de muertes de estudiantes. Sin realizar profundas investigaciones, la policía han responsabilizado por estas muertes a las maras y pandillas.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido