Los Toronto Raptors se han proclamado campeones de la NBA al vencer a los Golden State Warriors por 110-114 en el sexto partido de la serie.

Resultado de imagen para raptors de toronto
Los Raptors han hecho historia y, por méritos propios, se han ganado el título.

Toda una proeza para una franquicia creada hace solo un cuarto de siglo, que se ha impuesto contra pronóstico al mejor equipo de los últimos tiempos.

El anillo de los Warriors sirve también para recompensar la extraordinaria carrera en la NBA de Marc Gasol tras una década en los Grizzlies de Menfis, una ciudad donde mantiene un estatus de ídolo tras haber dejado una huella inmensa en lo personal y lo profesional.

El catalán llegó a Toronto hace cuatro meses…

Después de que Kawhi Leonard lo hiciera en verano, y entre los dos le dieron a los Warriors el impulso definitivo que les ha permitido pasar de ser un equipo de play-off a ganar el campeonato. Leonard es la estrella indiscutible.

Y nuevamente ha sido elegido como el mejor jugador de la final (MVP), una distinción que ya obtuvo con los San Antonio Spurs en el 2014. (Solo Karim Abdul Jabar LeBron James han sido MVP con dos franquicias diferentes).

Si Leonard es el genio, Gasol es la roca bajo los aros que le da equilibrio al equipo. Aporta personalidad y sensatez, pero también fuego en los momentos que más se le necesita. Tras jugar tres veces el All Star y ser elegido como el mejor jugador defensivo de la liga en 2013, ahora toca la cúspide con el anillo a sus 34 años.

El título de Toronto es, en cualquier caso, una hazaña colectiva

La escuadra de Nick Nurse ha sorprendido a todos con su potencia física y su fortaleza mental, por la hondura de su banquillo y la infinidad de recursos de sus jugadores.

Es un equipo sin subalternos ni espuma de relleno. Este sexto partido es una buena muestra de ello. Pascal Siakam, 26 puntos; Kyle Lowry, otros 26; Leonard, 22; VanVleet, 22; Serge Ibaka, 15. Marc Gasol esta vez estuvo discreto en anotación, pero sólido en el trabajo colectivo (3 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias).

Así ha sido durante toda la final. Desde el principio los Raptors se negaron a aceptar el papel de comparsa. Han dominado la serie con autoridad, pese a enfrentarse al campeón de los dos últimos años y finalista de los últimos cinco.

El anillo se traslada ahora a Canadá, donde esperan varios días de celebraciones fastuosas. Los Raptors han pasado de ser ‘Nosotros, el Norte’, el eslogan del equipo, a ‘Nosotros los campeones’. Han hecho historia y, por méritos propios, se han ganado el título.