Los Golden State Warriors siguen con su invicto que no tiene fin

191

ESTADOS UNIDOS – Un equipo que juega como tal, ya entró en la historia de la NBA y va por más. Los Golden State Warriors vencieron a Indiana Pacers 131 a 123 y llegaron a 23 triunfos en el inicio de la temporada, la mejor marca, y alcanzaron los 27 de Miami Heat en dos torneos.

Y todo comenzó a gestarse en un gran cierre de la temporada 2014-2015, con el anillo incluido, algo que el equipo de Oakland no conseguía desde el año 1975.

El título no quedó ahí. El plantel dirigido por Steve Kerr se potenció y comenzó una nueva temporada a todo vapor en la mejor liga del mundo.

Mencionar a los Golden State Warriors es hacer referencia automáticamente a Stephen Curry, el actual MVP de la NBA, que con 27 años está viviendo un presente sencillamente espectacular.

Pero detrás de Curry hay un equipo que funciona como tal, con jugadores que están en un nivel excepcional y que también son cómplices de esta histórica marca de los Warriors, que quieren seguir sumando más triunfos, porque ya se les hizo costumbre.

Es que hasta el momento, ningún equipo puso contra las cuerdas a los dirigidos por Steve Kerr. Si bien en ciertos pasajes de algunos encuentros los Warriors estuvieron en desventaja, se acomodaron en cancha y terminaron consiguiendo el triunfo.

Lo de Curry rompe todas las estadísticas. El base que disputó los 23 partidos, lleva jugados 790 minutos y un total de 741 puntos (promedio de 32,2 por encuentro).

En tiros desde el perímetro, Curry tiene 119 en 257 con una media de 46,3%, mientras que en dobles lleva un promedio de 52,9% y lo más asombroso, en libres, tiene un 90,1% de efectividad con 128 en 142 intentos.

Pero el base está bien rodeado. Y cuando eso pasa, las probabilidades de jugar mejor y ganar, crecen. Y los Warriors ya lo han demostrado a lo largo de esta racha de 27 partidos ganados de manera consecutiva en la NBA.

Klay Thompson, que en el triunfo ante Indiana Pacers fue el goleador del equipo con 39 puntos y se retiró lesionado con una torcedura de tobillo, es la ayuda perfecta para Curry y a su vez Harrison Barnes (alero de 23 años), Andrew Bogut (centro de 31 años) y Draymond Green (ala pivot de 25 años) complementan el quinteto inicial de un plantel que cuenta con otras figuras.

El brasileño Leandro Barbosa y Shaun Livignstone en la base, Ian Clark y Brandon Rush en la ayuda, el alero Andre Iguodala, el centro Festus Ezelil y los ala pivot Jason Thompson, James McAdoo, Marreese Speights y Kevon Looney completan un plantel que está en un momento extraordinario y que ya rompió todos los récords de mejor inicio de temporada.