Llegan cuerpos de migrantes hondureños víctimas de masacre en México

499
masacre en México
Foto en vida de los migrantes asesinados en Tabasco.

COLÓN, HONDURAS.

Los cadáveres de los tres hondureños asesinados el pasado mes abril en Tabasco, México, llegaron ayer al país y fueron sepultados en Tocoa, Colón, zona caribe de Honduras.

Se trata de los occisos Wilmer Omar Domínguez Villanueva, de 32 años, Ada Magdalena Vargas Nicolas y Delmi Adalid Ortiz Domínguez. Ellos huyeron del país junto a la caravana de migrantes que comenzó su recorrido el pasado 18 de abril desde San Pedro Sula.

Según dio a conocer la Policía de México, a los compatriotas los atacaron a disparos cuando buscaban una tienda para comprar alimentos para ellos y un niño menor en el estado antes mencionado.

Le podría interesar: Nueva caravana es ignorada por mexicanos: «La población se cansó»

Los féretros decían «no abrir»

Cabe señalar que los ataúdes de cada uno llegaron sellados. Y además tenían un letrero que decía que no debían abrirse. Pero cada hondureño estaba plenamente identificado.

Debido a esto, durante sus velatorios, los familiares de los occisos colocaron sobre los féretros una fotografía de cada uno.

Los restos mortales de Wilmer Omar y Ada Madalena estuvieron la mañana de ayer lunes en la iglesia Monte de Sion, localizada en la colonia Bajo Aguán. El tanto, a Delmi Adalid la trasladaron a su cada de habitación en la colonia Héctor Hernández. Allí sus familiares le dieron el último adiós antes de sepultarla en un cementerio local.