Limosina, miles de lempiras y varias residencias decomisan a “Los Peludos”

598
Los Peludos
Los operativos dejaron diversos decomisos de bienes de Los Peludos

Tegucigalpa. Agentes especiales del Ministerio Público (MP) llevaron a cabo este día un operativo enfocado a realizar varias órdenes de captura y asegurar 24 bienes inmuebles a miembros de la estructura criminal denominada «Los Peludos».

En consecuencia, los allanamientos realizados a esta supuesta banda criminal se llevaron a cabo en el barrio El Tamarindo en Tocoa, Colón. Además, en este lugar residían estos supuestos anti sociales.

Este operativo fue llamado Operación “Tormenta de Fuego VI” y participaron decenas de miembros del Ministerio Público. Mediante estos allanamientos se  aseguraron bienes de esta banda.

Entre estos aseguramientos, se realizó el decomiso de una lujosa limosina marca Hummer. Este tipo de decomisos deja entrever la vida de “lujo” y de alta adquisición que llevan los integrantes de esta banda, según MP.

Además,  también se aseguraron varios vehículos de lujo tipo pick up, doble cabina 3.0, camiones y hasta una lancha.

Igualmente, residencias de lujo en las que viven los supuestos integrantes de esta banda criminal.

Colón: Caen cabecilla y dos integrantes de la banda “Los Peludos”

Los Peludos
Hasta lujosas residencias se aseguraron a esta banda.

Capturas

Según versiones de las autoridades correspondientes, hasta el momento se reporta la captura de:

El cabecilla, Osmín Edilberto Herrera Jiménez, alias «El Peto Peludo», José Osael Quintero Castro. También Luis Fernando Herrera Castro y María Raquel Jiménez.

Por su parte, en la inspección de la vivienda de María Raquel Jiménez, madre de Osmín Edilberto Herrera Jiménez, alias «Peto Peludo», cabecilla de «Los Peludos», se encontraron 146,500 lempiras.

Socios de los Cachiros

De acuerdo a la investigación de agentes asignados al Departamento Contra el Crimen Organizado de la ATIC, los miembros de esta estructura criminal eran socios del cártel de los Rivera Maradiaga.

Sin embargo, una vez que los hermanos Rivera Maradiaga se entregaron a las autoridades estadounidenses, «Los Peludos», presuntamente, se dedicaban al narcomenudeo de estupefacientes.

Estos supuestos delincuentes, en su mayoría pertenecen al mismo núcleo familiar.

Asimismo, esta supuesta banda criminal comenzó a crecer económicamente. Esto  a consecuencia del mando que ejercían sobre el tráfico de drogas y de esa forma lavar activos.

Según la investigación, estas personas mantenían el control sobre toda autoridad en la zona. De esta manera, evitaban ser aprehendidos por sus actividades ilícitas en el Litoral Atlántico.

Entre los bienes asegurados en coordinación con personeros de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), se cuentan:

Un Hotel, un Night club, un bar, Casa de empeños y varias residencias  ubicados en su mayoría en El Tamarindo.