30 C
Honduras
miércoles, octubre 27, 2021

Como «muerto» aparece registrado líder de la MS-13 que se fugó de Támara

TEGUCIGALPA, HONDURAS. A Allan Josué Alvarado Cruz, agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) lo capturaron el pasado 26 de junio en Sabanagrande, Francisco Morazán, pero tras tomarle los datos salió a luz un dato curioso: el líder de la MS-13 aparece en el Registro Nacional de las Personas (RNP) como muerto.

En Támara, el líder de la MS-13 debía cumplir una condena de 23 años por asesinato. Sin embargo, se fugó en 2011 y durante casi diez años se dedicó a delinquir usurpando los nombres y números de identidad de otras personas.

El 26 de junio, al momento de su captura, el detenido se identificó con una licencia de conducir, la cual indicaba que se llamaba Carlos Roberto Figueroa Hernández. Esa licencia tenía su fotografía y número de identidad de un ciudadano de Olancho.

Al cabecilla de la MS-13 se le capturó junto a su esposa Nayeli Herrera Salinas. Junto a ellos, su guardaespaldas José Matute Galindo, y les decomisaron un turismo, 4,800
dólares y 9,500 lempiras.

Los agentes de la DPI sospecharon y comenzaron el proceso para identificarlo. Tras hacer el cotejamiento de huellas dactilares confirmaron que era Allan Josué Alvarado Cruz.

Luego de la fuga del recluso, se encontraron dos cuerpos calcinados y documentos personales de Alvarado Cruz. De acuerdo con los investigadores, se confirmó que en el RNP se registró su defunción y a sus familiares les extendieron un acta.

Allan Josué Alvarado Cruz nació el 21 de enero de 1982, en su estatus de vivencia del RNP aparece muerto.
También aparece con el nombre de Steven José Ramos Cruz.

Nota relacionada: Con identidad falsa y cuatro órdenes de captura cae presunto cabecilla de la MS-13

Otra captura 

Al cabecilla de la MS-13, ya se le había capturado en 2017 en El Negrito, Yoro. En esa ocasión se le encontró en en posesión de armas de fuego. Pero se identificó durante todo el proceso judicial con el nombre de Steven José Ramos Cruz. El 1 de julio de 2017 fue enviado a la cárcel de máxima seguridad en Ilama, Santa Bárbara.

El 29 de enero de 2019, el Tribunal de Sentencia absolvió de responsabilidad y ordenó liberar a Ramos Cruz, por quien se hacía pasar. Se desconoce si en ese proceso la Policía o la Fiscalía solicitaron que sus huellas fueran cotejadas, pues su nombre era falso.

Tras confirmar que Alvarado Cruz no está muerto le imputaron los delitos de asociación ilícita, lavado de activos, usurpación de personalidad y cohecho. El líder de la MS-13 fue enviado a la cárcel de El Porvenir y el miércoles será la audiencia inicial.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido