Liberalismo de luto: Fallece exalcalde de Danlí, Luis Alberto Sanabria

722
Luis Sanabria Caballero
El alcalde del municipio de Danlí, El Paraíso durante 2002 y 2006, Luis Alberto Sanabria, falleció el día de hoy en esa misma ciudad.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El liberalismo de Honduras y El Paraíso se encuentra de luto. El alcalde del municipio de Danlí durante 2002 y 2006, Luis Alberto Sanabria Caballero, falleció el día de hoy en esa misma ciudad.

Según reportes, Sanabria Caballero murió debido a un infarto sufrido durante la mañana de este sábado 14 de noviembre.

A causa de su delicado estado de salud, el integrante del Partido Liberal fue trasladado a una clínica privada y luego remitido al Hospital Gabriela Alvarado. Sin embargo, al llegar ya había expirado.

Cabe indicar que Luis Sanabria Caballero se había incorporado al Movimiento Liberal Yanista y era parte de la planilla municipal aspirante a la segunda regiduría.

Lea también: Elecciones 2021: Partidos políticos definen horarios para presentar planillas

Nació en Copán, pero dedicado a El Paraíso

Su amigo e integrante del Partido Liberal, Rodrigo Castillo, charló con Tiempo Digital sobre su trayectoria como político y liberal.

«Luis era de Copán y llegó a El Paraíso en la década de los setenta. Desde que estaba en Copán ya integraba el Partido Liberal y era líder municipal desde los 18 años», contó.

Castillo relató a Diario Tiempo que el exalcalde de Danlí llegó a El Paraíso como trabajador de la industria del tabaco y que desde muy joven trabajó por el liberalismo.

Sanabria Caballero fue diputado suplente de Rosario Molina de Alfaro (QEPD) en el período del 1994 – 1998. En la administración del presidente Carlos Roberto Reina.

Luego de su paso por el Congreso Nacional, alcanzó el cargo que siempre había deseado, ser alcalde de Danlí. Esto, en el periodo de 2002 – 2006, cuando Ricardo Maduro era presidente de la República.

«De los políticos que he conocido, es el hombre que más ha trabajado por el Partido Liberal en el departamento de El Paraíso. Hizo varias obras como pavimentar calles del municipio, ayudó haciendo centros de salud y escuelas en las diferentes aldeas y caseríos de Danlí», dijo Castillo.

«Él fue un líder muy querido dentro del partido por su forma de ser. Era un hombre muy amable, accesible y campechano. Todos podían hablar con él y cuando estuvo en la alcaldía, creo que es la única vez que se la abrieron las puertas a todo mundo sin importar el color político», aseguró.