Ley de Secretos: instituciones deben ser depuradas y limitadas, según FOSDEH

403
Ley de Secretos
Ismael Zepeda sugirió limitación y depuración de instituciones en la ley de secretos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH), Ismael Zepeda recomendó una depuración y limitación en las instituciones que están bajo la Ley de Secretos.

«La ley de Secretos de Honduras debería estar limitada solo para la Secretaría de Defensa y algunas otras acciones en temas de seguridad», afirmó Zepeda.

Asimismo, dijo que la ley es amplia y  las instituciones pueden declarar su información como Secreto de Estado y revelar ciertos datos, cifras o decisiones después de 10 años sin ningún problema.

«Hay una contradicción en la búsqueda de una alianza de Gobierno Abierto», dijo el economista. Al mismo tiempo, indicó que estas acciones permitirán que la sociedad conozca la información pública que las estatales no quieren que se conozcan.

En lo que respecta, «muchos estados del mundo tienen una Ley de Secretos, pero desde la seguridad y la defensa pública o de la soberanía, con limitaciones de datos», aseguró el entrevistado.

Lea también: C-Libre presenta otro recurso de inconstitucionalidad contra Ley de Secretos

Excesos en la aplicación de Ley de Secretos

Continuando con el tema, «En Honduras quedó tan amplia que hasta la ENEE está en esa Ley», enfatizó Zepeda, basándose en la difícil obtención de información de las estatales públicas.

A criterio del representante del (FOSDEH), la normativa en Honduras fue creada por  autoridades que no quieren realizar modificaciones.»No se puede ocultar el funcionamiento de Casa Presidencial y los gastos que hace la Empresa Nacional de Energía Eléctrica». reveló el economista.

No obstante, sugirió que la Ley de Secretividad es la única forma para que el país mejore en los indices de percepción mundial de transparencia, anticorrupción y de la misma gestión pública.

APROBACIÓN DE LA LEY

Cabe recordar que el decreto legislativo número 418-2013, que contiene la Ley para la
Desclasificación de documentos Públicos Relacionados con la Seguridad y Defensa, se aprobó el 24 de enero del 2014.