TEGUCIGALPA. La niñez tiene derecho a vivir en familia, por lo que se debe garantizar la adopción para quienes se encuentran en estado de abandono. Sin embargo, en Honduras no se contaba con una ley de adopción, el proceso debía realizarse mediante un reglamento.

No obstante, esta semana se aprobaron en el Congreso Nacional (CN) los primeros artículos que definirán la ley de adopción en Honduras. A diferencia de otras legislaciones, no es una ley para buscarle un niño a una familia, sino para buscarle una familia a los niños concuerdan diversas partes involucradas en la creación de dicha ley.

Cabe recordar que la niñez hondureña se cataloga como una de las poblaciones más vulnerables, afectada por la violencia, la migración y el trabajo infantil. Según el director de Casa Alianza, José Guadalupe Ruelas, “si nos basamos a los datos de organismos como UNICEF o como la misma DINAF, son más de doscientos mil niños en el país que necesitan de una familia”.

Sin embargo, cabe recordar que no todos los niños que necesitan de una familia o se encuentran en un centro, son candidatos a una adopción. Pues debe declararse un abandono para que los niños y las niñas puedan ser candidatos a adopción.

“La condición de adoptabilidad es determinada por una serie de elementos que son sumamente delicados para poder definir si un niño que se encuentra expósito o en una condición de abandono tiene la posibilidad de ser integrado a una familia”, explicó la titular de la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), Lolis Salas.

Lea también: HISTORIA HUMANA: María Iris Ríos, un ángel solidario para 33 niños huérfanos

Mejorar los tiempos del proceso de adopción

Según la diputada Shirley Arriaga, miembro de la comisión de dictamen de la Ley de Adopción en el Congreso Nacional, con la ley se pretende reducir el tiempo que lleva el proceso de adopción. Lo anterior, sin dejar de lado las condiciones necesarias para garantizar el bienestar de los menores.

En consecuencia, José Ruelas manifestó que “es prudente revisar cuánto tiempo se va a dar para lo que se conoce en la ley como la convivencia previa. Es decir, una vez que la familia se ha definido como lista para adoptar el niño o la niña convive con la familia para ver si se adapta. Actualmente ese tiempo está abierto, lo cual puede hacer muy largos los procesos”.

Por lo que Ruelas propone que se estipule un tiempo prudente para evitar que el proceso sea demasiado largo. A través de esta ley una pareja que cumpla con los requisitos establecidos podrá adoptar dos niños siendo estos hermanos.

Las uniones de hecho también están en la capacidad de adoptar

La legislación aprobada en el Congreso Nacional (CN) dispone que no sólo los matrimonios puedan adoptar, sino que establece que las uniones de hecho pueden optar a dicho proceso.

Ruelas recordó que “la unión libre es un estatus legal, no basta que dos personas vivan juntas para que se declare la unión libre”. Lo anterior se sustenta en el Artículo 4 del Código de familia, el cual establece que para los efectos de Constitución de la familia, la Ley reconoce el matrimonio civil y la unión de hecho.

Mientras que en el Artículo 45, la ley establece que la existencia de la unión de hecho entre un hombre y una mujer con capacidad para contraerla y que reúna los requisitos de singularidad y estabilidad, surtirá todos los efectos del matrimonio realizado legalmente, cuando fuere reconocida por autoridad competente.

El reconocimiento de la unión de hecho puede obtenerse compareciendo los interesados ante el alcalde municipal, presidente del Concejo Metropolitano del Distrito Central o ante el notario, haciendo manifestación verbal o escrita de su intención de formalizar dicha relación. Es decir, que para que la unión libre se declare, lo tiene que hacer la autoridad competente. Este estatus le da deberes y derechos ante el Estado.

Asimismo, Ruelas detalló que no basta con que dos personas vivan juntas unos meses para declarar la unión libre.Sin embargo, la adopción de menores por parte de dos personas del mismo sexo continúa sin ser permitida.

Adopción para extranjeros

Tanto el reglamento como la ley presentan la oportunidad para que extranjeros puedan adoptar en Honduras. A criterio de Ruelas, “esta ley sí ofrece las garantías de protección para que los niños no sean víctimas de trato o de mal trato”.