HISTORIA HUMANA: Lesly Valencia, la doctora de los más necesitados

956
Lesly Valencia
La doctora Lesly Valencia tiene aproximadamente cinco años con el proyecto Chatoyer.

Tegucigalpa, Honduras. La doctora Lesly Valencia nació en la comunidad de Santa Rosa de Aguán en el departamento de Colón y su vocación por la medicina la hizo venirse a la capital a estudiar en cuanto terminó el colegio.

Laboró como docente, pero estaba segura de su vocación y comenzó a estudiar Microbiología por su interés de saber por qué las personas enferman. En entrevista con Diario Tiempo Digital comentó sobre sus esfuerzos para culminar su carrera.

“Empecé a hacer pan de coco, tacos, empanadas. Todo eso lo llevaba y lo vendía en la universidad. Mis clientes eran mis docentes y mis compañeros que me apoyaron de mil maravillas”, explicó.

Cuando comenzó a estudiar Microbiología ya era madre de tres hijos. Actualmente labora para el Hospital Escuela Universitario (HEU), y en Chatoyer, un centro médico creado para dar atención a los más necesitados.

La idea de comenzar con este hospital nos comentó que nace “del amor a la humanidad”.

La doctora Valencia, con esfuerzo y sacrificio consiguió fondos para montar un mini hospital donde atiende a los pacientes más pobres de la capital y el país.

“Varias personas han venido y me dicen: ‘Mire, apenas puedo pagar la mitad’ y son personas que vienen muriéndose y muy mal de salud. Aquí no lo pensamos dos veces porque aquí estamos para colaborar con el paciente”, explicó.

Por falta de recursos ninguno de sus pacientes quedará sin atención. Nos dijo que se siente enormemente bendecida de poder colaborar con esta causa y contribuir a la sociedad.

Lesly Valencia comenzó trabajando como docente, pero estaba segura que su vocación es la Microbiología

Apoyo familiar para estas nobles causas

La doctora Valencia es madre de cuatro hijos. Sus hijos mayores y dos amigas doctoras son los empleados y trabajan bajo el lema de atender con respeto y cortesía. Por las mañanas labora en el HEU y por las tardes dedica su tiempo a esta noble causa.

En promedio, el centro médico Chatoyer atiende de treinta a cuarenta pacientes diarios. En su mayoría personas de bajos recursos y no solo de Tegucigalpa, sino que hasta de los lugares más remotos del país.

Chatoyert tiene 5 años de estar funcionando y comenzó como un laboratorio. Pero con el pasar del tiempo ha ido creciendo y ahora tiene especialidades como odontología, ginecología, entre otras.

“Busqué instalarme cerca del Alonzo Suazo porque yo sé que las personas que llegan ahí son personas de escasos recursos económicos. Son pacientes que vienen de lejos y llegan ahí sin dinero, no pienso dos veces en decirles no se preocupe y les colaboramos”, contó.

Lea También: HISTORIA HUMANA: Lucio Hernández pese a su incapacidad mantiene vivo el oficio de zapatero

Este centro médico nació con la iniciativa de  ayudar al más necesitado. Y en sus cinco años de funcionamiento ha tenido un buen crecimiento. Es por eso que Diario Tiempo felicita a la doctora Lesly Valencia y sus colaboradores por tan ejemplar labor.