El Córdoba de la Segunda División de España, anunció oficialmente la desvinculación del hondureño Jona Mejía del club blanquiverde.

El delantero había llegado cedido el pasado verano destinado a convertirse en el 9 de referencia del equipo lucense.

Todo por unas negociaciones en las que han estado de por medio el Lugo, club al que estuvo cedido en esta primera parte de la Liga, y el Hércules de Alicante, probable destino del hispano-hondureño, así como su nuevo agente, Pedro Bravo.

Jona, que llegó a la disciplina blanquiverde en el verano del 2017, se ha convertido en una de las peores operaciones de la historia del club.

El hondureño llegó a El Arcángel tras el pago de más de 300.000 euros de fichaje y en su última temporada tendría que percibir en torno a los 390.000 euros de ficha.

En total, supondría un desembolso por las tres temporadas más el fichaje cercano a los 1,5 millones de euros. La entidad blanquiverde no da ningún detalle en su comunicado oficial sobre la operación para su desvinculación.

Sin embargo en el diario La Voz de Galicia, aseguran que el jugador regresaría a las filas del Córdoba.

“El fichaje de Gerard Valentín no fue lo único que sacudió la actualidad del Club Deportivo Lugo en la jornada de este martes. Antes de la confirmación del fichaje del lateral catalán, el club anunciaba a través de su página web el final de la cesión del delantero Jona Mejía, que regresaría al Córdoba”, escribió el medio.

La razón por la que se marcharía de su actual club 


Y es que el futbolista había llegado este verano al cuadro de la ciudad amuralla destinado a convertirse en el goleador de referencia y en un pilar fundamental en el nuevo proyecto.

Jona Mejía no respondió a las expectativas creadas, a pesar de que tanto Javi López como Monteagudo apostaron por él tanto en el campeonato de liga como en la Copa del Rey. Abandona la disciplina rojiblanca sin haber estrenado su cuenta goleadora en el campeonato.