Tegucigalpa, Honduras. – Le componen una canción a Allan Fúnez, hijo del alcalde de Tocoa, quien falleció el pasado domingo 20 de agosto, tras sufrir un aparatoso accidente en Trujillo.

Es preciso recordar que Allan Fúnez se transportaba en un vehículo tipo pick-up de color azul, marca Isuzu Dimax, cuando ocurrió el accidente.

Sin embargo, la consternación y dolor aun invade a familiares y amigos. Esto ha hecho que una emotiva melodía fuera compuesta en memoria del reconocido joven.

Le componen una canción a Allan Fúnez

La canción hoy ya es pública por las redes sociales, recibiendo la aceptación de muchos.

La canción interpreta la tristeza que ha causado la pérdida de Allan Fúnez, catalogándolo como un hombre alegre.

Asimismo, su letra dice que es muy triste hoy tener que acepar la realidad. También que es difícil enfrentar su ausencia.

De igual manera, el interprete de la canción entona que la vida de Fúnez era una vida llena de risa y alegría. Lo anterior sin imaginarse que un día los dejaría para siempre.

Por lo tanto, es evidente el dolor que ha dejado la pérdida de un gran amigo.

El intérprete dice que siempre será su amigo y su recuerdo siempre le llenará.

«La pérdida de un ser querido causa una profunda tristeza, pareciera que la vida se acabara, resignación y paz a su familia», así concluye la melodía.

Lea también: Allan Fúnez compartió un mensaje de Dios antes de morir

Otro hijo de alcalde Tocoa murió en accidente vehicular

En marzo del 2016, otro hijo de Adán Fúnez, murió al sufrir un aparatoso accidente de tránsito. Lo anterior, en la carretera que conduce al vecino municipio de Sabá.

El escueto parte policial indicó que la víctima, Joel Fúnez, de 24 años de edad, se conducía en su vehículo doble cabina negro.

A la altura de la comunidad El Achiote, a unos diez minutos de Tocoa, Joel impactó contra un cabezal que estaba estacionado en la carretera.

Datos preliminares indicaron que Fúnez no se percató que la rastra estaba aparcada. Por el fuerte choque, la carrocería del automotor quedó destruida. Al interior de la cabina yacía con heridas mortales el hijo del edil.