Las dinastías más poderosas del Reino Unido pierden a su heredera de 15 años

396
heredera de 15 años
Ben Goldsmith, junto a su hija Iris Annabel.

SOMERSET, REINO UNIDO. Iris Annabel Goldsmith, heredera de las dos familias financieras más poderosas de Europa, los Goldsmith y los Rothschild, falleció a los 15 años tras sufrir un accidente en cuatrimoto en la granja familiar del condado de Somerset, en Reino Unido.

«Querido Dios, por favor, ¿puede volver mi preciosa, brillante y amable niña? Y, si no, por favor, cuida especialmente de ella. La quiero tanto, tanto, y estoy muy orgulloso de ella. Me duele tanto que no lo puedo expresar». Con este emotivo y desgarrador mensaje el padre de la chica lamentó la tragedia sucedida este lunes.

Iris Annabel tenía apenas 15 años. La joven a conducía por el terreno de la propiedad cuando el vehículo volcó y ella quedó atrapada debajo. Los equipos de emergencias se trasladaron al lugar rápidamente; pero ya era tarde y nada pudieron hacer para salvarla.

Sus padres, Ben Goldsmith y Kate Rothschild, han quedado destrozados por la noticia.

Lea también: Llegada de «Barry» pone en estado de emergencia a Nueva Orleans, EEUU

«Era pura dinamita»

Pertenecen a las dos dinastías de multimillonarios más poderosas del Reino Unido. Entre los dos, poseen una fortuna que suma más de 350 millones de euros. La pareja, que se divorció en 2012, tiene otros dos hijos en común: Frank, de 13 años e Isaac, de 11. Ambos se encontraban también en la finca.

Un amigo de la familia describía así a la joven a The Daily Mail: “Iris era pura dinamita, una delicia. Todo el mundo en la familia la amaba profundamente. Era guapa, encantadora, inteligente y la persona más encantadora que alguien podía conocer”.

En un comunicado, la policía de Avon y Somerset aclaró que «la muerte de la niña no está siendo tratada como sospechosa», y que ahora centrarán sus esfuerzos en averiguar las causas del siniestro.

El director del instituto Wycombe Abbey, centro académico en el que Iris Annabel estudiaba, expresó la conmoción de la escuela por el fallecimiento prematuro de la alumna.

«Era una estudiante amable y cariñosa que adoraba a su escuela y a sus amigas y se comportó de manera impecable. Es una tragedia que nos hayan quitado a una niña tan talentosa y vivaz», dijo.