LaLiga: El Espanyol y sus últimos signos de vida en Primera División

183
ES
Es el primer partido una vez confirmado matemáticamente el descenso, los pericos volvieron a defraudar, paseando de nuevo su triste imagen en casa.

ESPAÑA.- El Espanyol sigue abonado al desastre y a la derrota y este domingo volvió a caer en el RCDE Stadium ante un Eibar que merced a su triunfo casi deja atada la permanencia.

En el primer partido una vez confirmado matemáticamente el descenso, los pericos volvieron a defraudar, paseando de nuevo su triste imagen en casa y lastrados además por el infortunio por dos penaltis ingenuos, pero de libro.

La declive de los periquitos

Dos penaltis en la primera parte, dos absurdas manos sí, pero claros penaltis, a la postre, condenaron al equipo de Rufete y regala la vida a un serio Eibar, que seguirá un año más en Primera. Expósito transformó los dos penaltis.

Rufete dejó en el banquillo a De Tomás, apostando por la pareja Calleri-Campuzano en punta de ataque. Mientras que Mendibilibar, en el Eibar, también abogó por una pequeña revolución con hasta cinco cambios en su once respecto al anterior partido.
Le dio buen resultado a Mendibilibar la apuesta pues su equipo fue el mejor en el RCDE Stadium y resolvió por la vía rápida.

En la segunda parte, el Espanyol salió con más brío y posesión, buscando maquillar el nuevo KO en casa. Pero ni por esas. En el 47’,

Campuzano estuvo cerca de marcar tras aprovechar una ‘cantada’ del portero Dmitrovic que casi se comió el balón.

Te puede interesar: SELECCIÓN NACIONAL: ¿Eliminatorias de Concacaf en noviembre?