«Lady Frijoles» está presa, pero ¿y sus hijas, dónde están, qué les espera?

308
Lady Frijoles
La migrante hondureña sigue a la espera de ser deportada.

REDACCIÓN. Tras el inesperado arresto de Lady Frijoles por una supuesta agresión a su tía, las hijas de la migrante quedaron en el «limbo» y con un futuro incierto.

Hace unos días se dio a conocer que Mirian Zelaya, una migrante hondureña quien despreció un plato de frijoles que le ofrecieron en México, lo cual la hizo acreedora del apodo «Lady Frijoles», fue detenida por agredir a una mujer.

En este impulsivo acto, la catracha no pensó en el futuro de sus hijas, ya que las menores quedaron en el abandono y sin documentación.

La cadena Telemundo ofreció mayores detalles sobre el paradero de las niñas luego del desafortunado arresto de su madre.

Según un reportero de la empresa, las hijas de «Lady Frijoles» no han visto a su madre desde que la arrestaron. Además, se conoció que las pequeñas no han ido a la escuela desde su llegada a territorio estadounidense.

 

Asimismo, se dio a conocer que las hijas de Mirian Zelaya están al resguardo de una mujer que aparentemente es amiga de la acusada.

“Son dos niñas que están desamparadas e indefensas”, dijo la mujer que cuida de las niñas durante una entrevistas realizada por la cadena.

Lea también: “Lady Frijoles” y su hermana agredieron a su víctima con el marco de una cama

Las niñas no han visto a su madre 

De igual forma, contó que cuando sucedieron las cosas, un hombre se llevó a las menores a su casa. Este hecho no le pareció nada bueno a la supuesta a amiga de Lady Frijoles.

“A mí no me pareció bien que las niñas estuvieran con un hombre porque son dos niñas y le dije al señor que me las trajera”, aseguró.

La mujer también contó que las niñas no han podido ver a su madre, pero espera que muy pronto se reencuentren. “Parece que el domingo le van a dar un permiso para que la puedan ver”, continuo la mujer.

Por otra parte, la supuesta amiga de Lady Frijoles está a expensas de lo que suceda en los siguientes días. “Estoy esperando noticias de ella, si a ella la deporta migración, hay que mandar a las niñas para Honduras”.

No obstante, una de las hijas de la migrante tiene un futuro aún más incierto, ya que es sordomuda y necesita educación especializada.