Redacción. A fin de mejorar el servicio de salud a los privados de libertad se dará apertura a laboratorios médicos en «Los Pozos». El Instituto Nacional Penitenciario (INP) anunció la decisión de crear cuatro laboratorios químicos en los centros penales conocidos como «Los Pozos».

Tanto en Ilama, como en Morocelí, la Penitenciaría Nacional de Támara y de El Porvenir funcionarán estos laboratorios.

Además, se mejorarán las instalaciones de las clínicas penitenciarias. Esto con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), bajo las normas establecidas por la Secretaría de Salud.

Actualmente se está trabajando en la clínica del Centro Penal de Gracias, Lempira. Posteriormente se comenzará a trabajar en la clínica de la Penitenciaria Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS).

El médico afirmó que las personas privadas de libertad están recibiendo una atención médica integral e individualizada. Cada persona tiene una patología diferente.

Al respecto, el nutricionista del INP, César Nuñez, explicó que en el caso de las personas privadas de libertad que adolecen alguna enfermedad se les debe diseñar su propia dieta.

En el caso que el interno tenga un sobrepeso, debe dársele una dieta balanceada para que logre el peso adecuado conforme a su estatura, edad y masa corporal.

«Estamos trabajando con el área médica para darles un tratamiento progresivo para mejorar la salud de los privados de libertad. Con el personal de cocina les indicamos las medidas exactas y los alimentos que deben suministrarle a las personas que llevan dieta».

Los programas alimenticios tienen una variación según sea el padecimiento de cada persona. Por ejemplo, los hipertensos tienen un plan alimenticio, igual los diabéticos y otros con otras patologías diferentes.

Reos al momento de ser trasladados

CUENTAN CON ATENCIÓN ODONTOLÓGICA

Como parte de este tratamiento progresivo, los internos también reciben atención odontológica. Por estas atenciones ellos no realizan ningún tipo de inversión. Todo es suministrado por el Instituto Nacional Penitenciario, explicó la odontóloga Yerlin Aguilar.